Autor » Mr. Negro

El otro día leía un post en Zancada®, una recopilación de las cosas matapasiones que nosotros encontramos de las minas durante el coitors. Leyendo los comentarios, me llamó la atención el cómo, en un lugar lleno de minas, se potencian y, llegan a ser la turba más chaquetera de la galáctea al hablar de gustos o preferencias como si fuesen ley: son buenas, ricas y/o correctas o son malas o humillantes, dignas de la inquisición.

Las minas tienen esa capacidad de dejar la cagada cuando andan en grupo, y no la cagada al estilo oh-que-bakan-la–seguidilla-de-culazos (bueno, sí pueden, pero no en la vida real), si no de clasificar/generalizar todo lo que vean en su camino, con la desgracia de estereotipar y marcar las tendencias a las demás sobre el asunto… instantáneamente:

Ejemplar de Manada Sana.

  • “Oye la weona… se le ve la tirita del colaléh. Maraca.”
  • “Que rico el mino.” Y si no le gusta a una de las peucas, MAL. “Que malo el mino.” Y si le gusta a una de las peucas. MAL.
  • “Ay wna, esa mina tiene tacos de 7,4793 centímetros, se pasa 0,0793+-0.0004 del estandard internacional antimaracaras. Maraca. OBVIO.”
  • “Oye cachay que ELLA le dió la pasá después de la 2ª piscola. O sea…. MARAAACAAA GAAAAIIAAAAA!!!”
  • “Puta la weona puta weona. 100% MARACA.”

Y cuando lo dice o valida la marimasha alpha del grupo, por una cosa casi fisiológica, las demás la siguen y queda como estandard la wea. Todas se cartuchean, todas reniegan el colaless y botan los tacos, porque obvio, #esdemaraca todo eso. Así más o menos funciona el fenómeno chaquetero dentro del submundo femenino, obviamente más peor aún de lo que lo graficamos desde aquí.

Avíspese Washa

Ahora, dicen que en gustos no hay nada escrito y, aquí es donde sucede lo complicado y contraproducente. Muchas terminan con pseudotraumas y adoptan ésto como una forma de vida, estilo que no es beneficioso para nadieN, ya que cerca del 87% de estas cosillas (según los FAQingStats™), son tomadas por las minas como “facts”, siendo que son sólo especulación sobre cómo los hombres la verán… más peor aún cuando son apreciaciones sesgadas de solo una fémina.

Ya lo hemos visto en otros artículos… por ejemplo, a loh mashoh, no nos importa la libreta negra de la de turno. Menos nos importa si la suelta rápido. Los tacos, el colaless, el hombrito sudado, el straplesspushupquetequedachico con el que sólo basta halar para ver el contenido premium… todo vale y suma. Ninguna de estas cosas ni sus calificativos juegan en contra de su persona… Sus amigas las minas son las que andan por la vida poniéndole nota sin tener ningún remordimiento cuando ponen cara de “oye que mal, yo NUNCA he/hubiese hecho eso”.

Así que, washis amiguis, escúrransen de toda esa mala onda porque todos pierden al final… porque, a quién no le gusta una mina con falda y tacos poh; sólo a su amiga a la que no le da pa ponérse esa pinta sexy. ¡Si hasta yo me volvería lesbiana!

Chaito!

25 comentarios. Deja el tuyo»

12 comentarios. Deja el tuyo»

Disclaimer: Este es un post NERD pero cortito. Si se aburre… bueno, las burras se aburren. Los burros no, porque tenemos el manso pene y 1313.

Las minas son multitask, los machos no.

Ejemplar de estudiante esperado en esta cátedra.

Las minas (multitask) ponderan simultáneamente varias situaciones, son manipuladoras y calculadoras. Los hombres (no multitask), ponderamos las situaciones probabilísticamente, es decir, una situación se pondera por pasos y se continúa con la que cumpla con los objetivos. Somos manipuladores y calculadores. Por eso también las minas son más indecisas y los hombres más cuadrados a la hora de tomar desiciones.

Las minas son rollentas, los machos quieren verle el ojopollo. Las minas se complican con que les digan zorras o sueltas; a los hombres no les interesa, porque antes de haberse metido con ud., ya la pensó y concluyó que le da igual y que no cree que le terminen diciendo así. Si no le diera igual, no se habría metido con ud. Siempre hay excepciones, pero así más o menos funciona normalmente.

Las lolas ponderan las 8 situaciones finales simultaneamente. Los lolos ponderan las 8 lineas de decisión por separado. (créditos)

La diferencia en la forma de pensar (no la opinión, sino el mecanismo de pensamiento) es un tema fisiológico y por lo mismo, NUNCA nos podremos poner en el papel del otro completamente, por lo que no, no nos vamos a entender nunca completamente, aunque por momentos lo parezca. Y el tratar de entender sólo lleva a más confusiones ya que, volviendo al inicio, las minas no ponderarán nunca como los hombres ni los mashos como las minas.

¿Qué quiere entender entonces?

De partida, ni las minas saben lo que quieren o, en rigor, lo que las satisface. ¿Cómo diablos esperan entender a la contraparte? Es más, ¿para qué quieren entender esto? Lo único que sacarían sería matar la magia del misterio que es cada persona. Serían las más aguafiestas. Las más pulentamente de la fomeción.

No sea weoncita y siga los sabios consejos de los futuros viejos verdes que escriben aquí; concéntrese en satisfacer y pasarla bien, en entender qué es lo que el de turno quiere en vez de por qué lo quiere, en vez de enrollarse e hinchar las weas.

Chaito.

40 comentarios. Deja el tuyo»


No webeen, el poto (rico) es lo más rico de las minas.

12 comentarios. Deja el tuyo»

Primavera ya está terminando, las hembras han mostrado por 1 o 2 meses sus mejores pieles y cueros. Se acerca el verano, la U se acaba, los amigos se abrazan, las parejas estables se van de vacaciones juntas, las no tanto se patean para disfrutar el verano, los clubes de toby se van por ahí a tomar en exceso para despertar en cama con la lulú de turno… etc. Hay varias versiones, unas más malas, otras más buenas, otras más grandes, otras con mejores tetasojos y claro, otras que terminan con manuela y una caja de prozac.

Al final, el verano no dura todo el año, se termina y volvemos a esperar para ver la oferta en la siguiente primavera. Y he aquí el problema, hay que esperar 6 meses para que veamos piel denuevo. La única posibilidad de ver piel todo el año es…. tener una mina. Y si te patean, como que no funciona la cosa. Es entendible que te pateen a final de año, la fémina quiere que le den duro durante el verano. Es entendible que te pateen durante el año; quiere que le den duro durante el resto del año. Es penca pero entendible.

Pero lo más perro que te podrían hacer es patearte al final del verano. Y no hablo de cualquier mina, no hablo de la mina del verano, hablo de esa mina que es compañera de U, que te la joteaste todo el año, que de verdad te gusta, con la que quieres follar mucho mucho tener hijos. La que en el carrete de final de año dejó los calzones en tu dpto. por culpa de la 7ª piscola, y que se acostó *oficialmente* contigo durante todo el verano para sacarle provecho a tus habilidades gimnásticas. Patearte después de todo eso, es de perras, y no entendible. Porque usó tu esperanza como toalla de playa. Porque vas a tener que topártela durante el resto del año. Porque se reduce la oferta ya que con sus amigas no te puedes ni mirar. Y peor aún, porque el resto de la U piensa que eres pobre idiota; si te patearon antes de entrar, es por verguenza: o eres muy imbécil, o eres feo. O ambas. O sea, aunque seas como el romántico intelectual de camilo, pasarás a ser un idiota esforzado en la cama, pero idiota en fin. Si eres feo, bueno, eres feo.

Si fuera por tener sexo, mission accomplished, pero no era esa la idea… creo. Y así, las minas de la U, se enterarán del rumor del idiota mal humorado pero bueno en la cama (el mal humor no es atractivo). Y las que son tus amigas, bueh, por algo son tus amigas. Así que adiós a tus posibilidades de tener sexo durante el resto del año, mejor cambiate de vida U. O reza por un vale otro para el año siguiente, y así aprovechar de consumírtela toda antes de marzo. Al finalizar el contenido, deshazte del envase antes que se pudra.

6 comentarios. Deja el tuyo»

WordPress › Error

The site is experiencing technical difficulties.