Artistas Invitados

Iguols

Sí, sí, ya sé. Pero alguien tenía que decir algo sobre esta vaina de los artículos de “Sal con una chica que___” escritos por chicas que ____

 

…………….

Sal con una chica que no escriba artículos para convencerte de salir con chicas que hacen las cosas que ella hace. Que no caiga en ese recurso pasivo-agresivo de “debes amarme por que…”. Una chica que deje que decidas por ti mismo por qué te gusta. Que te deje descubrir cosas en ella que no sabía que tenía.

Sal con una chica que no haga el show pobre de retuitear los piropos que le mandan o preocupada de la cantidad de likes de su última foto de perfil.

Sal con una chica apasionada por sus hobbies, pero que no crea que viajar o leer o andar en bici la convierte sin concursos ni sorteos en un tipo superior de ser humano.

Sal con una chica que no trate de pasar sus defectos por adorables rarezas que la hacen más especial.

Sal con una chica que, después de leer esto, no te diga “Pero Richi, si tú haces todas esas cosas”. Esa chica sabe que lo sabes, pero te lo deja pasar porque hay cosas más importantes que humillarte en frente de media Internet.

Sal con una chica que, después de conocerte, todavía quiera salir contigo. Y ahí sí que estás cagado weón.

 

16 comentarios. Deja el tuyo»

Yo sé que había colgado los botines (o la versión digital de los botines), pero qué tanta weá.

————————-

Angelina Jolie se sacó un artículo, en el que dijo que se había sometido a una doble mastectomía preventiva por que tenía 85% de probabilidades de sufrir de cáncer de mama. Y uno de los focos más importantes de la discusión era a base de argumentos como “Angelina Jolie se sacó las tetas? Oh no! Ahora nunca podré tocárselas!”. Y como que estuve a punto de tener un ataque de apoplejía. Era como el ejemplo perfecto de eso de que “los hombres piensan con el pico“.

Pero no debería sorprenderme, si aquí en el blog pasamos llenos de comentarios y propuestas de columnas que básicamente son versiones algo más elaboradas de “LAS MINAS SON TODAS UNAS MARACAS QUE LES GUSTA EL PICO Y LAS ODIO”. Ojo, que no son todos. Pero son varios.

Y claro, así es obvio que a los weones que firmamos con el nombre, nos metan en el mismo saco que la gente que sólo piensan en las mujeres como “vaginas malvadas que hablan”. Y no tenemos la ventaja del pseudónimo para evitar la furia de esas ciberactivistas que andan por ahí (un minuto, ya voy a hablar de ellas).

En fin, estimado cerdomachistamisóginoypijacorta™ que viene al sitio buscando descargar su frustración con la compañerita de pega o de universidad que no le pasa el chico, deje de hacerlo. Este no es el Centro Chris Brown para Hombres que Odian a las Mujeres. Nos hace al género un flaco favor y muchas veces, sus comentarios no son tan sagaces como usted cree. Se lo digo de una manera que entienda:  Me tomo una sopa de letras y cago mejores comentarios que algunos que he visto por ahí.

Y bueno, por el otro lado, están las haters que pululan los comentarios. Lo que de verdad me molesta de varias de ustedes, más que los insultos, es que TIENEN LA COMPRENSIÓN LECTORA DE UNA PAPA CRUDA. Así que en un esfuerzo de producción, les voy a dar un sistema de tres pasos para antes de comentar:

El blog se llama FAQWomen: De verdad no sé qué chucha pretenden encontrar. ¿Argumentos sobre la necesidad de la paridad salarial? (Antes de que salten con sus antorchas y sus trinches, yo estoy a favor de la paridad salarial, sólo que no voy a discutir al respecto aquí).

Sí, generalmente escribimos reduccionismos: Porque es un post, en un maldito blog, en la puta internet. Hay un concepto que se llama ceteris paribus, que significa que no me voy a dar la paja de explicar toda la cantidad de variables que pueden afectar el tema del que estoy hablando.

Hay una gran diferencia entre la irreverencia y la misoginia: Para que quede claro: No, no odiamos a las mujeres. Personalmente, habré odiado una o dos a o largo de mi vida, pero créanme que el sentimiento era mutuo. Aquí hago un mea culpa y acepto que probablemente el problema es que escribo peor de lo que creo y no logro transmitir el tono adecuado. Por eso aprovecho de aclararlo.

Además, para que vean lo asqueroso del doble estándar de algunas: ¿Cuál es su opinión de 50 sombras de Grey?, ¿Se lo arrancan de las manos a las minas que lo van leyendo en el metro?, ¿Le mandan correos de odio a la autora? Porque si hay una fuente de machismo que está haciendo cagar los logros de años de feminismo, no es esta mierda de blog. Es un best-seller que hace que pendejas de 15 años piensen que sería lo máximo tener un weón con plata y mino que les pague por sexo y que se case con ellas al final. Es como Disney + Barbie + Pretty Woman, con bolas chinas.

O sea, ¿me estai weando?

Ojo, no digo que sean todos los comentarios. Y yo no soy precisamente Simone de Beauvoir, así que probablemente tengan razón en muchas de sus apreciaciones. Pero estamos trabajando para usted. De hecho, es buenísimo cuando alguien logra cambiarme el switch con argumentos. Porque este blog partió con la esperanza de no ser el único al que le pasaban estas weas de las que escribimos. Pero en el camino algo pasó. Y desde mis cuarteles de invierno, sentí que tenía que decir algo al respecto.

Ahora sí que sí, si tienen tele, ahí se ven.

40 comentarios. Deja el tuyo»

En este antro-blog se ha analizado hasta el cansancio cómo Disney, los crueles productores de teleseries méxico-venezolanas y los directores hollywoodenses han atrofiado la parte del cerebro dedicada a la inteligencia emocional, y mientras —como dirían Los Prisioneros— no se invente una nueva forma paramar, estamos obligados a aprender ciertos patrones y una estructura lógica, que va contra nuestra propia naturaleza mamona. Aunque la piquemos a rudos.

Así fue cómo, en la ñoñez máxima, descubrí que todo puede extrapolarse a las leyes del mercado. Ellas rigen todo el universo, incluyendo cómo nos metemos en las braguitas de las chicas.

Asumamos que la vida es un gran salón de compraventas, donde están los vendedores (washitas carnúas) y cada uno de los calientes ávidos compradores, listos para gastar su presupuesto.  Obviamente las dos partes esperan lo mismo: tener un mayor beneficio con la transacción, es decir que te paguen lo más posible, o conseguir el mejor producto.  Ahí nace mi postulado number one:

Todos Somos un Producto

…más o menos atractivo, y dependiendo de eso, obtendremos un mejor trato (una pareja más acorde a nuestras expectativas).

Así las cosas (y retomando una metáfora de por ahí) existe una gran variedad de modelos, con distintas líneas, unos más vanguardistas que otros, con carácter, otros más conservadores, con motores de mayor o menor potencia, de distintos colores (a mí me gustan las morochas)… en fin, hay tanta variedad que seguramente puedes encontrar lo que gustes.

El problema, claro, es ver si puedes pagarlo…

En ningún caso quiero decir que las mujeres sólo se fijen en la billetera, o en este caso que tu capital lo constituya sólo el dinero que tienes; no señores, nuestro capital lo da una ecuación compleja entre:

  • La personalidad
  • La inteligencia
  • El caracho (en menor medida)
  • y obviamente, el éxito en lo que hacemos.

(Curiosamente, las mujeres de inteligencia superior, al contrario que los hombres, gozan de un menor éxito amoroso que las rubias no tan brillantes.)

La decisión para elegir no puede ser impulsiva, en especial cuando la “compra” se trata de establecer una relación importante. Por eso, más allá de las cotizaciones, uno suele cerrar sólo unos cuantos de estos negocios en su vida. Y ahí es donde viene la premisa 2:

Cada Oveja con su Pareja

La mayoría tenemos una especie de instinto para prever los precios del mercado, y sabemos a lo que podemos aspirar y a lo que no. Lamentablemente, nos han hecho creer que abundan los casos en que una mujer 10 puntos se fija en un hombre 4 puntos… eso, en la práctica, suele no ser así; si usté ve a una chiquilla regia estupenda, simpática, inteligente y buena en el ring de 4 perillas con un tipo más feo que el hijo de Adrián y Celia Cruz chupando limón, es porque debe existir algún otro factor que contrapese. Por ejemplo, tener (separe sus dedos índices cuanto le parezca suficiente) la MAANSA… billetera.

Y bueno: el error del vendedor a la hora de fijar el precio puede tener consecuencias nefastas, especialmente si a la lolita le da por fijar un precio mayor al del mercado. Esto termina, invariablemente, en la tía cincuentona fanática de los gatos. Y eso nos lleva a:

Cualquier Cliente Puede Cerrar un Trato, el Problema es Encontrar el Precio Adecuado

Lamentablemente “la industria” ha borrado en algunos este instinto, y se aventuran con las puras patas en un stand de Lamborghini tratando de negociar una rebaja enorme. La cantidad de miradas de desprecio, de “estoy bailando con una amiga” o de “uuuhh la raja tener un amigo como tú” que vienen como respuesta deberían llevar a la conclusión de que existen 2 caminos: o buscar algo más acorde al presupuesto, o conseguir más dinero.

A veces sale más a cuenta enchular el auto, siempre y cuando exista la materia prima… así es como las mujeres en un principio aceptan todos nuestros peítos, nuestros rollitos demás y hasta le parecerá de lo más gracioso que nos tomemos el jarrón de chela al seco,  pero de a poco empiezan a invitarte agradablemente a cambiar. Todos sabemos que eso no va a pasar, así que aprenda a aceptar su carcacha como está y no atente contra su naturaleza (un Charade con spoiler es un Charade igual). Y si no, búsquese algo que cumpla sus expectativas (sin olvidar los puntos 1y 2).

No Muestre Demasiado Interés

Un error común que se tiende a realizar en nuestros primeros negocios es demostrar demasiado interés en las tratativas: llamar mucho al vendedor, ponerse celoso si se negocia con otros compradores o espiarlas con binoculares con visón nocturna (¿quién no lo ha hecho, ah?)

Siempre aparenta que tienes más ofertas, y que la otra persona no te está haciendo un favor al estar contigo, sino que por el contrario: con esta relación la que sale ganando es ella.

No Sea Dramático Ni Desesperado

Seguramente han escuchado a más de alguien decir que tiene mala suerte en el amor, que le tocan puras agujeros negros, brujas, sicópatas y demases; yo sólo me pregunto ¿Será una buena forma de mercadeo criticar el gusto de los compradores, rogando por que te compren y recalcando lo mal que te ha ido en los negocios y que tienes muy mala suerte? Las limosnas alivian conciencias, no cambian vidas; siguiendo esas conductas sólo logrará una palmadita en la espalda y frases amables para hacerte sentir mejor.

Así que no ande llorando por los rincones porque le ha tocado sufrir más de la cuenta, porque no lo quiere ni su mamá, porque ni Santa Isabel lo conoce…
Instrúyase, culturícese, sea cordial, desarrolle un hobby, apréndase unos chistecitos y métase al gimnasio. Mejore en vez de echarse más para abajo.

La lastima no te comprará un Ferrari, y nadie te amará solamente porque le ames. Sólo subir tu capital hará que puedas optar al auto soñado.

43 comentarios. Deja el tuyo»

Un atento lector de FAQ Women, que se hace llamar Er Ninio, nos envía esta colaboración acerca de las minas que rondan a los casados y de cómo salvarse de un cachito más o menos. ¿Tiene aportes? Envíelos a we@faqwomen.org. No garantizamos publicación, pero los revisamos todos.

===================================

N. de la E.: La apariencia real de una Yegua puede variar.

Las Mujeres Dicen Que el Hombre Casado…

La yegua usualmente es rica, encantadora, entradora, simpática, buena pa la talla. Sin embargo, es una mujer solitaria (dejando de lado a los ocasionales tiramigos), pero nunca tiene una pareja estable, a pesar de que andan miles de babosos pretendiéndola, incluyendo a los que ya les ha destruido la vida.

Esta mina es lo que podría llamarse envidiosa del éxito de su género: no es que usted en particular sea especial como macho, sino que es envidiosa de su mujercita, de la reina que cada día lo espera en la casa con la comida calientita, con la cama hechita, y la ropa planchadita. En resumen, le encuentra un placercillo morboso a socavar el estatus y estabilidad que usted, en su calidad de macho alfa cazador recolector, le brinda a su mujer y a su familia.

¿Para la cama? ni le cuento: tira rico, es una diosa, desinhibida y probablemente se la suelte a la primera, porque sabe que con un hombre comprometido tiene sólo una oportunidad. Pero si cree que es la mina ideal para el touch and go y después si te he visto no me acuerdo está totalmente equivocado, porque una vez que le dio la pasá, está fregado de por vida: la yegua no acepta un no para futuros encuentros por respuesta y lo seguirá acosando hasta que consiga su objetivo real: que su rival, en este caso su pareja, le dé la patá en el poto y de paso, le quite todo lo que tiene de una sola vez.

Lo realmente triste de esta historia es que la víctima, como buen baboso que es, intentará iniciar algo con la yegua que reemplace a lo que perdió en casa; pero cuando llegue con sus maletas a la casa de ella, feliz porque ya no está atado a su pasado, la yegua le dará un lindo abrazo, un beso en la mejilla y le dirá “Pucha, lamento que haya sucedido esto, yo no quería entrometerme en tu vida, mejor dejémoslo así, a ver si logras recuperarla” y ahí queda el gil, como un bendito pagafantas, sin pan ni pedazo.

Yegua al Acecho

La yegua, contrariamente a lo que usté podría pensar, no caza en los típicos lugares como bares, pubs, etc. Ella es más sutil: ataca en la fila del supermercado, en la fiesta familiar, en el matrimonio del primo o simplemente en su trabajo. La yegua siempre anda ojo al charqui y le tiene toda la foto sacada: usté está felizmente casado (o conviviendo), con cabros chicos, perro, auto y todo lo demás (recuerde a Glenn Close).

Siempre se acerca inocentona, conversando acerca de cualquier cosa, e impajaritablemente usted se queda riendo solo, porque siente que a pesar del tiempo que ha pasado, aún “revienta petardos”. Hasta ahí todo bien. Sin embargo, si la susodicha en cuestión empieza a ser más frecuente en su vida, o si le entregó casualmente su teléfono por alguna razón, tiene que darse cuenta que está empezando a jugar con fuego, porque ahí la yegua ya lo tiene casi casi cocinado, y ahí se pone peligrosa la cosa. Y al final, siempre lo van a descubrir, porque somos muy malos pa mentir y una vez pasado el punto de no retorno, la suerte está echada.

¿Cómo lo pillan? muy fácil: ¿cómo le explica a su mujer esas 50 lucas que sacó el martes si no llegó ni siquiera con el pan pa la once? ¿Cómo explicarle a su señora que por qué anda tan súbitamente contento, o por qué anda tan oloroso o más peinadito y con el celular a la mano en todo momento?

Cómo Evitarla

Evitarla no es fácil: hay que tener las antenitas de vinil atentas a cualquier movimiento yeguístico, porque ¿a quién no le gusta que le tiren flores? Por eso, si tiene la capacidad y la fuerza de voluntad suficiente como para darse cuenta que la yegua —por rica que sea— le puede cagar la vida, mejor no la pesque, porque ella se jugará todas sus fichas para generar algo más.

Ahora, si el nivel yeguístico es elevado y no se la puede solito, simplemente deje que su leona lo arregle: sí, libere a la bestia que toda mujer tiene dentro de sí y cuéntele a su frágil y linda mujercita que hay una mina que lo está weveando desde hace rato y verá cómo las cosas cambian.

No niego que podrá tener su cuota problemática, porque su mujer igual lo va a poner en capilla; pero a la larga le va a agradecer la confianza, porque tras hacer la auditoría de rigor —revisar los mensajes de su celular, cartolas bancarias, hacer cruces de información con amigos y amigas (a.k.a. chequeo de palos blancos), correos electrónicos e incluso seguimiento con detective privado—, usted. saldrá bien parado, su mujer victoriosa y su relación fortalecida.

Y una cosa, hágalo con lujo de detalles y ¡NO MIENTA! Porque si cree que contando la mitad de la historia —omitiendo, por ejemplo, que se comió a la yegüita— se va a salvar, está muy equivocado: las mujeres son campeonas para detectar mentiras.

Palabras Finales

Avíspese y no sea gil: si no quiere a su mujer y sólo está con ella por costumbre, por el dividendo de la casa o por no hacer sufrir a los cabros chicos, entonces sea honesto consigo mismo y con ella y termine la relación; al menos podrá recuperar sus cosas y ver a sus hijos o perro sin drama. Evidentemente, hágalo antes de meterse con la yegua.

Pero si está contento, le gusta la vida que tiene y no tiene mayores sobresaltos, juéguesela por lo que tiene; porque una vez pasado el punto no retorno, ya no hay vuelta atrás. Y aunque usté ame por sobre todas las cosas a sus hijos, a su perro, a su auto y a su DFL 2, su linda y tierna mujercita se puede transformar perfectamente en un monstruo que se quedará con todo lo suyo y más encima intentará hacerlo pebre, por weón.

49 comentarios. Deja el tuyo»

Este aporte peliculero fue idea original de Sebasthian, y lo complementamos nosotros con algo de nuestra cosecha. Usté tiene aportes? Escribe de corrido? Envíelos a we@faqwomen.org y lo revisaremos.

===========================

Uno de los panoramas mas típicos y repetidos cuando uno está comenzando el joteo, es la típica “¿vamos a ver una una película?” Pero desde que ir al cine sale mas caro que salir a comer, la invitación se extiende: “¿veamos una película en mi casa?”

Esto, más que nada, aliviana la carga al bolsillo, porque al momento de decidir que película arrendar o ver online empiezan las interrogantes: La mina ya va a tu a casa a ver una película… vendrá a ver sólo la película? De más que sí… pero también debe de tener un dejo de interés, si no la podría ver en su casa sin el baboso tirándosele encima.

Pero la interrogante más importante, es cual película ver… ¿la última de Willis, la que te recomendó tu mamá, o las que tus amigos han visto por cuarta vez en la semana? Ante esta duda, trataré de hacerle un listado de ejemplos de pelis que QUIERES VER, TE ARRIESGAS A VER y las que NO QUIERES VER por ningún motivo, si quieren evitar que sus aposentos adquieran el apodo de “sartén”.

Las Que No Quieres Ver 1: Explosiones, Motores Robóticos de Avanzada y Elfos

Típico que a ti te encanta, pero ella se aburre, porque no entiende nada y tú claramente estas más enfocado en la película que en ella. Sólo arriésgate si tienes seguridad de que a ella le encanta tanto como a ti:

  • El Señor de los Anillos (ver a Aragon despedazando orcos nunca es un mal panorama, pero cuando el panorama es la mina de al lado, déjala para más adelante!)
  • Star Wars (aterricemos…. Ya tiene más de 30 años)
  • Terminator (aunque es una de mis películas de culto, el común de las minas no encuentra atractivo a Schwarzenegger)
  • Duro de Matar (aunque Willis tiene mejor recepción en las minas, afrontémoslo, solo las vemos por las explosiones)
  • Rápido y Furioso (sólo nosotros nos excitamos con motores nitro. Y ellas no se excitan con Vin Diesel)

Las Que No Quieres Ver 2: Estupideces, Parrandas y Skaters Pegándose En Las Bolas

Otro selecto grupo de películas que no deberían ver son las demasiado estúpidas o asquerosas, pero, como dije, se puede hacer una excepción si a la mina le guste esta tipo de humor:

  • Harold & Kumar Go to White Castle (no merece explicación)
  • Waiting (aunque chistosa, un tanto asquerosa para las minas)
  • Dude, Where is My Car (tampoco lo vale)
  • Qué Pasó Anoche (misma cosa)
  • Jackass (menos la 3!)

Otras que no recomiendo son las de la típica volá cine arte, paja mental sin sentido… a menos que te quieras agarrar a una estudiante de arte o cine.

Cuidado Con Éstas, Te Puedes Arrepentir: Muertes Repentinas Cuando Todo Iba Bien, Drama e Intentos de Suicidio

La idea de invitar a la mina a tu casa, es claramente que ella te conozca, y sepa tus intereses, y…. bueno, la idea es que haya algo de acción también. Y si la mina termina con depre o llorando a mares después de la peli, quizás si te dé un beso, pero entre lágrimas y mocos, no lograras mucho más que eso.

  • Notebook
  • Ps: I Love You
  • Remember Me
  • Marley and Me
  • Requiem For a Dream
  • Love and Others Drugs

Tampoco la idea es hacerle un resumen de cada una, ni hacer spoilers, pero con éstas les aseguro que hasta a las más duras les tocan la fibra. Como consejo, las que tienen, muerte, enfermedades como cáncer o afines, no son muy buenas para “crear ambiente”.

Las Que Sí Quieres Ver: Romances Lindis, Lecciones De Vida y Perritos Que Salvan Bodas

Estas son películas con trasfondo romántico pero sin tanta tragedia. Ideales para generar conversas picaronas en torno a lo romántico, sin ponernos demasiado sesudos o recordarle experiencias con ex en el peor momento:

  • Wickerpark (historia romántica con partes de thriller, recomendada)
  • 40 Días 40 Noches
  • El Perfume (A un conocido le da buenos resultados)
  • The Holiday
  • 50 First Dates
  • How to Lose a Guy in 10 days (en este caso sirve cualquiera de Matthew mcConaughey, pero tengan claro que 3/4 de la película lo verán sin polera jaja)
  • 500 Days of Summer

Bonus Track: Amores Cómicos, Malentendidos Graciosos, Actores Rudos Haciendo Papeles Estúpidos… y Ben Stiller

Hay algunas que son livianas, que no te ayudarán de mucho, pero tampoco te dañarán, son las típicas comedias románticas a lo Jennifer Aniston, Adam Sandler o Ashton Kutcher.

  • Valentine’s Day
  • What Happens in Vegas?
  • Mi Novia Polly
  • Mentiroso Mentiroso
  • Bride Wars
  • Before Sunset

Estimados, presenten sus películas en los comentarios!

120 comentarios. Deja el tuyo»