bb

La metáfora perfecta: Bryan Cranston disfrazado de su propio personaje.

Se hace difícil conocernos en estas épocas donde todos somos nuestro propio asesor de imagen. La capacidad de editar lo que decimos antes (y después) de decirlo nos cagó la vida: antes tolerábamos los tartamudeos, las vacilaciones, las pausas, las frases torpes, porque come on, no todos nacimos para comunicadores audiovisuales o animadores de kermesses, a Dios gracias. Tú me aceptas mis pifias, yo te acepto las tuyas.

Pero ahora podemos corregir nuestra ortografía, pensar tres veces lo que vamos a decir, copiarle la conversación al amigo para que opine e incluso googlear una frase inteligente antes de responder. Tenemos manuales y libros para decir la cosa correcta en el momento preciso. Podemos photoshopear las cicatrices y salvar nuestra ignorancia con un par de visitas a Wikipedia. Nuestros videos duran seis segundos y no nos alcanzan a mostrar poniéndonos nerviosos o quedándonos en blanco. Y todos esos arreglines nos esconden tras la versión idealizada de nosotros mismos. Todos parecemos ser sensuales, chispeantes, cultos y onderos, mostrando nuestro mejor ángulo.

Deformamos nuestro nombre y nos ponemos apodos absurdos, para escapar de la normalidad de llamarnos Marcelo, Anita, Sergio. O nos ponemos de avatar un personaje, una caricatura, una foto random, que finalmente no es ni más auténtica ni más falsa que una foto de nosotros, escogida, retocada y encuadrada. Nos estamos conviertiendo en una suerte de fanpage, una colección de platos de comida, playlists y hábitos a la cual se le puede enviar publicidad personalizada, o enviar a la cárcel por sospechas terroristas.

Interactuar se parece cada vez más a un beso seco entre dos máscaras, un intercambio de clichés y jajajás que nos resultan demasiado cómodos y seguros. Somos la versión chatbot, el Siri de nosotros mismos: no conversamos nosotros, sino que conversan nuestros perfiles. Y si nos pasa algo y morimos, nuestras aplicaciones siguen posteando en nuestro nombre, manteniéndonos online como zombies, dejando grotescamente en evidencia lo fácil que es fingir vida digital.

¿Cagamos?

Tal vez no. Pero desenterrar la humanidad, a estas alturas, requiere valentía. Tal vez el tontito que DESPOTRICA EN MAYÚSCULAS en Twitter a los tres followers que aún le quedan tenga un punto. O tal vez no, y lo suyo también es una pose ensayada, un experimento social, una cuenta parodia para la cual no tenemos el sarcasmo suficiente. ¿Cómo saberlo? Ése es el problema realmente: que no sabemos. Jugamos al gato y al ratón entre los cada vez más accesibles blogs de psicología y los cada vez más inaccesibles perfiles de la gente.

Por eso también este blog: para ver si aprendemos a adivinar la fragilidad de los demás entre los píxeles, porque a ratos pareciera que los demás están increíblemente bien y que los únicos que tenemos miedos y ansiedades somos nosotros.

Shao.

20 comentarios. Deja el tuyo»

20 Comentarios:

  1. Gea dijo el 25 / 09:

    Lo he notado mucho esto. En especial en facebook donde todos parecen ser felices. Y de que forma puedes mostrar como realmente te sientes sin sentirte o que te jusguen?

  2. Mapapo dijo el 25 / 09:

    Pucha Shesho, hace tiempo que no me gustaba tanto un post.
    Justo hace un ratito como 2 horas atrás- tratando de ordenar mi cabeza y los post que debo escribir- estaba peleando con un borrador respecto a las eliminadas de facebook. Si hay cosas ahueonás como mencionar si quiera la eliminación de facebook o de twitter, es el ENOJO por ello. ¡qué chucha! A veces me pongo a pensar cuántas relaciones son en puro whatsapp, facebook o twitter. Cuánto rato permanece ahi , en las interpretaciones web y no face to face.
    Por eso me alegra que luego de un tiempo, haya que juntarse con la gente a cosas simples: almorzar, tomar 11, tomarse un café. Sin el maquillaje de una pantalla o del copete. De hecho, hago el ejercicio constantemente, para ver quien es quien. Pa gente pelotuda que no puede entablar una conversación en vivo, a qué voy a gastar mi tiempo en un chat, si eso, como dijo alguien por ahí, es sólo una extensión de tu vida real.
    Creo que si lo enlazamos al post del miedo, nos queda la cagá en la cabeza.

    Un abrazo tan grande como tú, amiguito pe.

  3. Ricardo dijo el 25 / 09:

    Qué cantidad de aciertos tiene tu post compadre y me sentí muy en sintonía con lo que reflexionas, es algo que comparto absolutamente, como también hay cosas que me pegan inevitablemente, porque también soy parte de esto. A pesar de ser un crítico constante, también a veces caigo en el jueguito sin darme cuenta. Sin embargo soy consciente y me gusta tener la facultad de no perder la conciencia nunca, no sólo para criticar estas cosas sino porque nunca me he perdido, como a muchos les ha pasado y que se han creado un alter ego ideal que los ha consumido completamente.
    Es bueno conocer a las personas de verdad verdad, entablar relaciones con gente real. Como quien postea arriba dice que si no puedes entablar una conversación con alguien en vivo para que gastar tiempo en chatear con la misma.

    Buena Shesho, muy buen post.

  4. Maite dijo el 25 / 09:

    hace mucho que no los leía… y , ciertamente sentí la cachetada. recordé a los maravillosos dibujitos de mi infancia (Los Supersónicos) con sus máscaras para hablar por video conferencias…
    Recuerdo lo qué pensé, a mis cortos 10 años, cuando lo ví, sentía que eso no podría nunca llegar a ser parte de nuestra realidad y sin embargo henos aquí con esta realidad ficticia abofetéandonos.
    agradezco las palabras….

  5. Lady Penny dijo el 25 / 09:

    Qué buen post Shesho, me encantó!
    Tanto más real que tanta huevá que anda uno escuchando por ahí, aunque te leamos en la virtualidá…

  6. Camila Vilches dijo el 25 / 09:

    Bravo Shesho, bravo!

  7. Negro dijo el 25 / 09:

    PA QUÉ ME ATACAY SHESHO?!?¿?¿ AH?¿!¿

  8. david dijo el 26 / 09:

    Te leo y reviso mi perfil de faisbuk viendo si caigo en esto y si, lo hago.
    Siempre he visto internets como un medio de comunicación pero caigo en tratar de armar una vida digital ¿Será un impulso de especie mostrarnos en la web?.
    Mapapo tienes toda la razón juntas esto con el post del miedo y veo el futuro de la especie humana encerrada en su cuarto de por vida.

  9. tonig dijo el 26 / 09:

    ¿Habéis salido alguna vez con alguien que no tiene perfil digital?

    ¡Ni fb ni twitter ni na!

    Yo si. Y es curioso como se siente uno como si llevase una doble vida.

  10. Shesho dijo el 26 / 09:

    @mapapo: sí, las juntas sencillas y tranquilas son el antídoto al exceso de virtualidad.
    @negro: <3
    @tonig: wou.

  11. Amigui dijo el 26 / 09:

    EL NEGRO ES UNA NIÑITA

  12. Negro dijo el 26 / 09:

    Yo tengo una perspectiva distinta al tema de la mutación en las interacción que han permitido las redes shoshiales y las internets. De hecho no estoy de acuerdo con varias cosas de las que postulas, la mayoría, pero tiene que ver más con el punto de visa no más. Y no da pa comentario y no sé si da pa faq :< En volá te contraposteo sheshín y llamamos a la HAIGA, porque estoy seguro que no da pa HAYA ni cagando <3

  13. Shesho dijo el 27 / 09:

    dale poh Nig, tírate un contrapost!

  14. Nokturno dijo el 29 / 09:

    Muchas veces vivir reeditando, revisando y releyendo, nos viene de esa estúpida costumbre de pensar en el “qué dirán”. Vivir buscando la aprobación de otros, como si de eso dependiese la vida completa, aunque sea una vida “virtual”.
    ¿Estamos mal?
    vivimos mas en la web que en el mundo real. me hizo recordar lo del Principito y el nativo digital…

  15. Luis dijo el 1 / 10:

    Cuático lo que escribiste. Me acuerdo que hace tiempo atrás estaba haciendo una clase particular y mi alumna me decía: “Tu perfil de facebook es aburrido, solo posteas música y memes… yo creo que uno debería mostrar una versión divertida de uno mismo”.

    Lo encontré curioso y penoso al mismo tiempo, es que ya hasta hay ciertos prejuicios digitales, por decirlo de alguna forma. Al final, según ella, son oportunidades que uno tiene que aprovechar para mostrarse más atractivo, pero qué pasa si en realidad eso no te interesa.

    Faltan los cojones para un contacto cara a cara.

  16. miau dijo el 11 / 11:

    Si se puede diferir en algo a la visión aquí expuesta por Shesho es que hay gente que vive pendiente de las alegrías de los demás para chaquetearlas… y otros que usan Face para dar pena abiertamente.

    Bueno, cada loco con su tema. Es difícil creer tanto despliegue de euforia, pero algunos pueden estar viviendo eso y ya está.

  17. Alondra dijo el 7 / 02:

    Oye shesho hace caleta que quería escribir algo sobre esto. En verdad esta weá es angustiante ya.

    El otro día estaba viendo una weá jipster en internet -vistelacalle o algo así- y cachando cómo era, y tuve la desesperante sensación de que las odas a la autenticidad absurda eran la demostración de su opuesto: el vacío de la estetización de las weás a tal punto de que no queda nada más que eso.
    no digo que tenga que haber “algo más allá”, pero sí que “eso” (la estética culiá) es pura mierda.

    y en recomendaciones terrible, terriblemente ñoñas, en volá te gustaría leer una weá de un loco que se llama Theodor Adorno que tiene unos textos que se llaman “Mensajes en una botella”. Es la cagá y habla de esto -o de su equivalente de hace como 50 años-.

    saludos.

  18. Karla dijo el 5 / 03:

    Creo que hay personas que efectivamente se inventan una vida virtual y esa es su vida, pero que paaaaaabre que sea así, de verdad como a veces les digo a mis amigas/os chatiemos en 3D?? no hay como hablar, verse reír no hay como la vida real, como dijeron más arriba para mi face e instagram (xq no me da el tiempo pa twiter y demases, mi vida real me quieta muuuucho tiempo xD) es solo una extensión de mi vida, es parte de mi, pero no es ni otra ni toda mi vida.

  19. Nat dijo el 16 / 06:

    mi favorito, por mucho

  20. samuel dijo el 24 / 06:

    a pesar de varios aciertos y verdades que envuelven las.redes sociales es algo inminente la.capacidad de.restructurar editar.y.volver.a.pensar.me.hubiese.gustado.leer.algo.mas.de.la.espontaniedad.cotid