Esto es parte de un pequeño experimento inconcluso que empecé en Facebook. Si ya está harto de esta película, quizá no quiera seguir leyendo. Pero si fue uno de los miles que sentimos que alguien nos había seguido un par de años con una cámara y luego cambió a esa pequeña zorra que nos rompió el corazón por Zooey Deschanel, les dejo las  (7) verdades sobre el amor, las relaciones y todo ese rollo romantoerótico, que aprendí cortesía de (500) Days of Summer. Con comentarios de su humilde servidor.

Just because she’s likes the same bizzaro crap you do doesn’t mean she’s your soul mate. Rachel Hansen

A quién no le ha pasado. Estás en un grupo de gente, conversando sobre las teleseries de marzo, y esa mina a la que le encontraste algo comenta: “Espero que no hagan mierda a Martín Rivas, es uno de mis libros favoritos”.

Exactamente el mismo comentario que ibas a hacer. – Aquí hay algo – piensas- No sólo ha leído Martín Rivas, ¡además le gustó! ¡Igual que a mí! ¡Si eso no es el destino, entonces nada lo es! – sigues pensando mientras ya imaginas la casa con la cerca blanca y los dos labradores llamados como los personajes principales de tu obra favorita de Marlowe.

Lamento reventar tu pequeña burbuja egocéntrica, pero es cosa de revisar las fan pages de Facebook para darte cuenta que a mucha gente le gusta cualquier cosa, desde el Chico del pórtico hasta sentirse sexies en sus batas de laboratorio. El punto es que si a ella le gusta Martín Rivas, no significa un carajo. A este tipo también le gusta. ¿Lo considerarías tu alma gemela?

No estoy tratando de bajonear a nadie, sólo sugiero no dejarse llevar por fantasías autoinventadas y casualidades que sólo ocurren en nuestras mentes. Así que les dejo una lista de intereses que, en caso de coincidir, no son prueba de una conexión especial que supera las barreras del espacio-tiempo:

  1. Animé, manga, cosplay, juegos de rol y todas esas cosas nerds.
  2. Harry Potter, Crepúsculo, Paulo Coehlo, Dan Brown y toda esa pseudoliteratura para las masas.
  3. TTBT, Friends, 2 1/2 Men, Seinfield y cualquier sitcom, drama, dramedia, thriller y demás géneros. Sobre todo los Simpsons. A nadie no le puede gustar los Simpson (temporadas 2 a la 10). Si conoces a alguien a quien no le gustan, huye de esa persona como de la peste.
  4. Star Trek, Star Wars, Lost, BSG, The X-Files y cualquier saga de ciencia ficción, conspiraciones, fantasía heroica y demases, mientras estemos claros de que no existen.
  5. Autos, aviones, barcos, andar en bici, skate, caballo, camello y cualquier medio de transporte excepto la teletransportación (ver pto. 4).
  6. Fútbol, Basket, Tenis, Lacrosse, Curling y cualquier deporte y/o pseudodeporte que salga en ESPN 8, the ocho.
  7. Comida italiana, china, japonesa, india, árabe, orgánica, cocina molecular y básicamente, cualquier tipo de alimento o bebida. Aplíquese el mismo principio para el alcohol y otras drogas (legales y de las otras)
  8. Existencialismo, confusionismo, zen, cristianismo y cualquier otro ismo, excepto la cientología (ver pto. 4).
  9. Borges, Cortázar, Sylvia Plath y cualquier [email protected] buen escritor/a. Lo mismo aplica para los grupos de música, el cine y las artes en general.
  10. Otros intereses comunes, como porno con enanos y más cosas que no voy a mencionar aquí.

En resumen, no nos hagamos expectativas irreales basadas en intereses comunes que, como espero haber demostrado, son más comunes de lo que nos gustaría. Aunque si eres mujer, mayor de 18 y menor de 30 y crees que la Coca Cola en botella de vidrio, servida en un vaso de vidrio con mucho hielo es la única bebida que vale la pena beber, llámame.

50 comentarios. Deja el tuyo»

WordPress › Error

The site is experiencing technical difficulties.