Cuando uno oye la frase “a nadie le falta Dios”, piensa para sus adentros “y ¿dónde xuxa está? que ya estoy aburrido solo” no es que le vaya a caer la lolita del cielo, si no que en algún momento de la vida , tarde o temprano, alguien se fijará en esa guata prominente que usted trabajó a lo largo de los años, castigándose con los asados y las chelas en Bella; alguien amará ese genio de mierda que tiene un domingo por la mañana porque lo levantaron temprano.

Cuando uno se pregunta el por qué ese tipo sin ni un chiste está con esa mina que le tiene loco, es porque: o el compadre saca partido de ese rasgo que conquista, o porque ella tiene la habilidad de ver más allá de lo evidente.

Cuando uno parte en el despertar sexual (no me refiero a la muerte de Tite, sino esa bella etapa de mierda que es la adolescencia), el que no está dotado de una buena facha o una personalidad atrayente está medio cagado, pero con el tiempo, uno va apreciando otros aspectos de nuestra propia personalidad a los que le saca partido. Pero como éste blog tiene como fin hablar sobre mujeres, vamo’h pa lante.

El mostrar mucho una faceta puede significar dos cosas, dependiendo si se hace consciente o inconscientemente; pero siempre es reflejo de cómo queremos que nos vean. Las minas alumbradas quieren brillar, quieren atención, si lo hacen conscientemente y tú las buscas sin ser su target, tas medio cagado: te van a decir que no, las sacarás a bailar y te van a decir que no, que bailan con la amiga; ahí es donde usted saca sus armas y ve cómo le va. Si la mina conoce todas las marcas de ropa posible, y se viste ad hoc a sus conocimientos con la moda de Milán que se viene para el verano del tricentenario, y tú por tu parte vas a por ella en tus shores cortos… olvídalo, a menos que le tinques y te use de muñeco Ken, sin falencias anatómicas (ojalá no se enoje Barbie porque lo relaciono con su ex {jajaja}).

La clave de todo esto es el autoconocimiento y la observación. El autoconocimiento, para saber a qué cosas suyas sacarle partido y que cosas dejar para cuando la pelota está en su cancha. Y la observación pa cachar en que pará de la vida está la lolita.

El problema está en que como el pensamiento mágico lo tienen a la vuelta de la esquina, por mucho que se reniegue de aquello, usted nunca sabrá a ciencia cierta lo que pasa por esa cabeza; pero juégesela igual. Porque hay un factor clave que hay que cachar, que es cuando uno es objetivo de la socia.

En lo personal, tengo muy buena observación, pero nunca cacho cuando me jotean o me tiran (in)directas, por lo que mis súper poderes no me sirven de mucho en ese plano. Pero si usted muestra sus buenas cartas, mantendrá la atención y esta durará lo suficiente como para pegarse el alcachofazo (escúchanos señor te rogamos).

La gracia de que seamos todos distintos y que cambiemos constantemente es que en algún momento esa chica que nos trae locos se fijará en algo de nosotros, o esa amiga de la vida que siempre quisiste en secreto nos mirará con otros ojos; la gracia es ver el momento adecuado para atacar, no haga durante el invierno ruso que siempre saldrá perdiendo.

Nunca deje de intentar.. o simplemente deje de intentar, pero déjese querer, que a veces es más rico, total siempre habrá alguien dispuesta a tomar la bala. Mi humilde opinión.

25 comentarios. Deja el tuyo»

LoboXz, el último sobreviviente de los concursantes al Next Top FAQer 2010. Observador y critico de la conducta humana, en constante viaje espirtual en busca del entender, aunque el mismo no entiende muchas de las cosas que le pasan. Léalo en loboxz.blogspot.com (si es que se digna a escribir).

25 Comentarios: