Autor » Cash

Hace días un amigo empezó una relación con una polaca y otro amigo con una venezolana. Y yo me puse a pensar acerca de las distintas culturas y sus dinámicas sociales, además de cómo son las relaciones de pareja que ellos constituyen. Llegué a la conclusión (generalizando, obvio) que las chilenas son sumamente injustas con nosotros, y viceversa.

Permítanme explicarme:

1) Las chilenas v/s El Mundo

  • La chilena no es tan ‘open mind’ como la gringa, o lo es, pero intenta mantenerse ‘señorita’ a como dé lugar. Quizás  ella no va a tomar la iniciativa para conocerte, quizás no te va a sacar a bailar en una Discotén, quizás si le dices en la calle algo como: “Te encontré hermosa y te quiero conocer”, se te asuste. Pero la mayor discreción de la chilena permite que si tu novia se acostó con todos tus amigos antes de conocerte, eso no será tema de sobremesa después de almorzar.
  • La chilena promedio quizás no es tan alta como la europea, probablemente muchas tengan su ‘rollito regalón’, y quizás no tengan unas piernas largas y estilizadas, pero la chilena es mucho más sabrosona, le viene “olorosita” (aunque sea con colonias Ammen), y si levanta el brazo está depiladita.
  • Y sí, aunque algunas minas chilenas se horroricen si ven a una chica caminando por la calle con una mini o prendas muy provocativas y la tilden de PutaMaracaCalientasopaOrdinariaMalamujer, seguido de un “Yo jamás andaría así, yo soy una mina que se hace respetar”, pensemos también que el chileno promedio no puede soportar la idea de que otro tipo mire a su princesita con cara de hambre porque ella anda provocativa. Para cambiar eso, cuestionémonos qué queremos realmente.
  • Y por último, algo que tiene la chilena por sobre las distintas mujeres del mundo, es lo cultas e interesantes que son; tienen tema, puedes hablar con ellas sin aburrirte al poco rato. Me encanta lo ‘misteriosas’ que son: la mujer chilena se descubre, pero se descubre día a día, minuto a minuto, es incierta, da y quita, va y viene; descubrirla es mucho más complejo que en otros lugares, será por la cultura, por la sociedad, por la crianza… sea cual sea el motivo, me encanta.

Los Chilenos v/s El Mundo

  • El chileno quizás no es tan ‘canchero’ como, por ejemplo, el argentino; quizás no es tan seguro y directo, quizás le va a costar iniciar una interacción contigo, pero el chileno es más tierno, romántico, de detalles, y es más estable y confiable en las relaciones. A fin de cuentas, lo que toda las mujer busca, consciente o inconscientemente, es seguridad, y se suele confiar para las relaciones a largo plazo en un tipo más reservado, más romántico y menos ‘canchero’.
  • Y el chileno quizás no sea el rey del “hablamiento”, pero por lo general no suelen haber espacios vacíos entre los diálogos, somos más de piel, de contacto. Me pareció increíble  haber conocido a muchas parejas de Canadienses, que se iban a tomar un trago en un hotel y ¡NO HABLABAN ENTRE ELLOS!, no se notaba una conexión aparente en la mayoría de las parejas. Puede ser culpa de ella, de él, o de ambos, pero son mucho más fríos que nosotros.
  • Los chilenos tenemos sangre latina corriendo por nuestras venas, y se siente; muchos estamos ahí con la weá sabrosona, en el baile nos estamos moviendo más y mejor, están las caricias, los besitos y el andar de la mano, ser de piel. ¿Han visto bailar a un gringo/canadiense/etc? Es como ver bailar al italiano Benni en Fiebre de Baile. Y dicen que eso se proyecta en la cama, ahí juzgue usted.
  • El chileno por lo general es de perfume, somos limpios. Si algo tenemos los chilenos es que nos gusta aparentar; y uno de los beneficios que eso trae es que tal vez no tengamos ni pa’ comprar el pan, pero ahí está la botellita del Aqua Di Gio, el güen champú, y siempre bañado. En lugares como el metro de París abunda el olor a axila en los hombres, y a regla en las mujeres (TRUE story).

Entonces, creo que somos una buena mezcla, una raza exquisita; tenemos defectos, pero debemos valorarnos y querernos muchísimo más, y aunque “En la variedad esté el gusto”, somos excelentes amantes, no por nada en casi todas partes del mundo los latinos somos muy cotizados. No miremos tanto para el lado, valorémonos más, si lo que tenemos acá es güeno, somos mucho más de lo que creemos.

97 comentarios. Deja el tuyo»