Autor » Fegnin

[Un Viernes cualquiera en la noche, todo partió porque nunca pudieron ponerse de acuerdo en el lugar al cual iban a comer]

Él: “Tú eres siempre lo mismo, me pasas la pelota a mí y después cuando yo decido alguna huevá, no te gusta”

Ella: “Eso no es así y lo sabes, lo que pasa es que nunca eres capaz de llevarme a un lugar por ti mismo, no me sorprendes hace años!”

Él: “Ah, entonces transformamos esto en una discusión sobre la relación! Quién te entiende! De repente todo bien, peleamos por una tontera y resulta que no te sorprendo hace años!”

Ella: “ Te juro que no sé cómo no entiendes, nunca me has entendido, nunca! siempre te quedas con tus ideas y lo que yo te digo lo transformas” (comienza a llorar)

Él: “Ah claro y ahora soy yo el culpable, yo tengo la culpa de todo esto. Obvio que no te entiendo! Mira la pelea que estamos teniendo porque no sabíamos dónde cresta ir a comer!”

Ella: “Qué terrible! En verdad no entiendes!” (Se va y da un portazo)

Esto es un ejemplo que quizás a muchos les va a parecer familiar, es una situación donde muchos han estado y que de alguna forma, consideran absurda. Pero amigos machos, no es tan absurda.

Lea el resto de este artículo »

47 comentarios. Deja el tuyo»

¿Sigues creyendo que se va a tomar esa sopita?

(…guía práctica para no quedarse con los crespos hechos)

Si bien es cierto el mundo de la soltería masculina es bastante intrigante por la serie de códigos que debe manejar un hombre soltero, también es cierto que no todo lo que brilla es oro, y fue precisamente esa iluminación la que alcanzó mi espíritu hace un par de semanas, al encontrarme con este tipo de mujer, que francamente me dejó hasta los huevos. Con ustedes amigos, la calientasopas.

Como la mayoría de nosotros sabe, la calientasopas es una mina bien rica, simpática, compatible con uno, que te llena de ganas de seguir conociéndola y te lleva a alucinar con el día en que puedan agarrar (ya sea para sacarse las ganas o para ver si el asunto va hacia algún lado), pero tiene un solo problema: Te hierve la sopa hasta que no das más, y después se corre. Y por supuesto, no se corre definitivamente, lo hace hasta que tú -hueón empedernido- caigas nuevamente en sus redes de afinidad emocional y belleza física, momento en el cual vuelve a alejarse, sólo por el placer de tener un baboso más en su colección.

Ahora, dónde está el “catch” con estas minas: Si sabes hacerla, si juegas bien jugadas tus cartas -que son pocas, estas minas tienen la habilidad innata de hacerte partir el juego con un cuarto de tu mano-, puedes llegar a mucho, a tanto que incluso te puedes dar ese maravilloso lujo que has pensado desde la primera vez que se corrió, dar vuelta la situación.

Si alguna vez te ha tocado una calientasopas, te podrás dar cuenta que son minas que en realidad buscan estabilidad en una relación, pero que al mismo tiempo simplemente A D O R A N la atención incondicional que entrega un hombre que se siente atraído hacia ellas. Pero si uno sale del esquema dominado-dominatriz, se podrá dar cuenta que lo que más ata a estas minas, lo que realmente las vuelve locas, es la falta de atención. Amigo FAQer, te invito a realizar el siguiente ejercicio:

Si conoces a un ejemplar de éstos, déjate caer en sus redes una vez, para generar el vínculo que ellas necesitan para asumirse como controladoras de la situación. Luego, cuando veas que hizo la maniobra evasiva contigo, déjala de lado, no la pesques más, no la llames, no le envíes un SMS, no le hables por MSN, no pienses en ella y dime: ¿Cuánto se demoró en llegar ella a tí?

Si has realizado el ejercicio, podrás darte cuenta que no fue mucho el tiempo transcurrido antes de que ella se volviera a acercar a tí. Pero ojo, lo hace solamente para volver a llevarte a sus redes, está todo fríamente calculado en sus inconscientes cargados de “Daddy issues”, así que no des la mano a torcer tan fácilmente y, en cambio, sigue en tu parada de no pescar, hasta que finalmente llegue al punto de ebullición y te pida salir, verte, tenerte de alguna forma.

Si logras llegar a este punto, ya has dado vuelta la situación, y toda esa atención que ella requirió de su padre y no fue entregada, será puesta en tí; Ahora tú tienes el control. Una vez adquirido el control de la situación, puedes maniobrar a gusto, estás en una zona segura, donde tú eres el que calienta la sopa, y ella la que desesperadamente espera que te la tomes.

Salud!

24 comentarios. Deja el tuyo»

Igual no me molestaría aguantarle las mañitas a ella...mmm.

Tengo el honor de ser el amigo de uno de los topFaqers, Shesho, y una de las cosas que agradezco de esa relación de amistad es la cantidad de huevadas random que podemos llegar a conversar con una botella de pisco y una coca cola (y un plato de lentejas claro). Dentro de todas esas cosas me salta a la mente como por instinto un tema bastante interesante y por lo cierto MUY importante para todos los Faqers: La psicología Evolutiva.

Ya, se pasó a caca el pendejo, se las dio de psicólogo. No. No hay que ser psicólogo para entender esto, y esa es la mejor parte, solamente hay que entender algo que al ser humano le ha dado por no entender: bien en el fondo, seguimos siendo animales. Y qué tiene que ver esto con FAQwomen, se preguntarán ustedes. Tiene mucho que ver, entender la lógica de la seducción desde la base animal de nuestra existencia, cambia las cosas, y puta que las cambia.

Por ejemplo, ¿sabía usted que la mujer bien en el fondo no busca tanto al sex symbol hiper testosterónico macho recio, si no que más bien esa situación va a depender del momento de su ciclo menstrual? No por nada un amigo siempre me dice “Compadre, uno siempre pololea con 3 minas, la pre menstrual, la menstrual y la post menstrual”. Así nos vamos encontrando con respuestas como que a la mujer pre menstrual, particularmente la mujer que ovula, busca un hombre más macho, quien pueda fecundar el óvulo y luego hacerse cargo de las responsabilidades del proveedor.

La mujer menstrual prácticamente busca a una mina con atribuciones masculinas (si, pene), que satisfaga absolutamente todas sus demandas afectivas, sin importar lo desagradable que esto puede llegar a ser.

La mujer post menstrual es como la más neutra, si bien necesita de un macho alfa que la apañe en el sustento de la potencial familia, busca también un macho contenedor a nivel afectivo, o sea busca el equilibrio, pero le dura como 10 días así que filo, nevermind.

Ejemplos como ese hay muchos, lo importante es entender que dentro de toda nuestra capacidad de hacer hueás que ningún otro animal haría, seguimos siendo animalitos, y eso está lejos de denigrarnos, au contraire, nos ubica en una nueva posición para entender a nuestras queridas féminas.

Llevo cuatro años estudiando psicología y una de las grandes dudas de toda la carrera es la de Freud, cuando dice “Lo único que no he llegado a entender, es cómo funciona la mente de una mujer”. Bueno, creo encontrarme en una posición adecuada como para decir que lo único que hay que entender, es que hay que perpetuar la especie, y ahí sobrevive el más fuerte. Ustedes Faqers, ¿cómo demuestran que son fuertes?

22 comentarios. Deja el tuyo»