Después de mis pasadas aventuras y desventuras como opinólogo, científico y/o conejillo de indias de este sitio dedicado a desnudar el alma y otras partes femenina, me quedé sin mucho que comentar. Pero la vida continúa y la coyuntura me da una excusa para volver a las tablas.

La cosa es que según el calendario, pasó un año desde que la última vez que estuve en una relación seria, o más o menos seria, o casi seria, a pesar de tener hasta carta de recomendación. Y si bien una gran parte de la crítica le echa la culpa a que me he dejado estar, personalmente creo que porque estoy esperando a esa Chica Súper Linda Y Algo Rara, Pero De Una Manera Atractiva, o CSLYARPDUMA (El concepto lo saqué de aquí. Es mejor en inglés, pero bueh). – ¿Y que tiene que ver eso con algo? – se preguntarán. Nada, pero quería pasar el dato antes de empezar el post.

Una típica CSLYARPDUMA
Una típica CSLYARPDUMA

Querida CSLYARPDUMA:

Debo confesar que desde que me empezaron a gustar las niñas, siempre me has llamado la atención. Es que siempre fuiste la weona rara distinta. No te vestías igual a las demás, escuchabas otra música y en el recreo te juntabas con otras weonas raras niñas a las que yo no les había hablado nunca, aunque eramos compañeros desde primero básico. Quizá me identifico contigo porque yo también siempre he sido un poco distinto. Pero a la hora de la verdad, generalmente me inclinaba por una niña más “normalita”, por la presión social y todas esas cosas. Disculpa por eso.

Quiero que sepas que no me molestan tus weas raras gustos extravagantes, como tu afición al cine checo de entreguerras, las cantantes pop ucranianas, o que comas sólo alimentos de colores primarios. Esas cosas son las que te hacen especial y diferente al ejército de reggaetoneras que andan sueltas como gabete por el mundo.

Lo que sí me molesta es que, desde que te pusiste de moda, te crees la última chupada del mate. Sí, sé que tomar mate es demasiado 2005 para ti. Y te lo digo porque te tengo cariño, porque me duele ver a un ejército de imitadoras pasearse en sus vestidos de cóctel arriba de sus bicicletas vintage por el Parque Bustamante. Esas que hace dos años eran punk y hace diez, grunge.  Entiendo que debe ser cool que Natalie Portman o Zooey Deschanel te interpreten en películas. Yo también preferiría que me relacionaran más con Brad Pitt, Hugh Jackman o el hijo de Brad Pitt con Hugh Jackman, que con ese gordito simpático de las películas.

Pero en el fondo, mi estimada CSLYARPDUMA, todo esto significa que te has convertido en mainstream. Si ya no quedan más vestidos que encontrar en el closet de tu abuela, siempre puedes encontrarlos en una multitienda, en liquidación. Lamento informarte que ahora todas se dedican a regalar compilados de grupos que nadie conoce grabados en cassette, a negarse a aprender la canción del verano y toman mate en los carretes. Ser diferente hoy en día es que te guste Arjona. Irónico, ¿cierto?. Si decides volver al camino de lo indie, (o irónico-mainstream, ya me confundí) yo estaré ahí a tu lado. Y es que en el fondo, sigo siendo el mismo.

41 comentarios. Deja el tuyo»

Héroe folklórico

41 Comentarios: