Lo lamento, no sé escribir de otra cosa que no sea moda. Oh wait…

Dominga

La verdad de la milanesa con ajo es que no pude desocupar mis manos para escribir antes. No, no fue por eso mal pensados. Me estaba cambiando de casa. Moviendo cajas llenas de recuerdos, recuerdos llenos de cajas, etc.  ¿Alguno de ustedes se ha cambiado de casa?. Uff. es un tema. Me da una lata contarles. Bueno, la ueá es que ordenando –la típica– encuentro una foto más antigua que el lunar de la Marilyn Monroe. En mis manos en vez de cajas, había ahora una foto mal tomada, sale mi cara y el pelo negro de una chiquilla. La miro, Ups! ¿Y está, quién es? ¿Y esa ropa? ¿ah?. No entendía nada de nada. Digo, no recordaba nada de nada. ¿Quién chucha es?. Al reverso de la foto estaba escrita la fecha. 10/4/62. Ufffff muchos años atrás, pensé. Al carajo, no recordaba nada. En eso aparece Kevin Johansen en la radio, digo suena este tatita con uno de sus hits. La ueá es que me pongo a tararear el temita este y sigo ordenando las cajas. Pasaron unos cinco minutos y pafff. Ojo: No, no me acordé. Sonó el celular.

-Alo?

-Alo, ¿Lorenzo?.

-Sí?

-Ya po güevón vente pa’ acá.

-¿A donde?

-SHHhhhhshshhhhhhhhhhhhh

El departamento estaba tan lleno de cajas que no habia recepción de señal para el celular, no escuchaba nada así que corté. Uff que día estaba teniendo cuando en esa me agacho por una caja y ¡paff! me pego el tonto cabezazo en todo lo que se llama frente. Chichón. Dolor. Elefantes rosados, verdes, sudafricanos, tenistas, gimnastas, etc. El dolor fue tal, digo el golpe fue tal, que me acordé. La socita en cuestión era un antiguo “pinche”. Se llamaba Dominga. Cualquiera de estilo el nombre po’. Tanto el estilo que era, que por esos años la flaca imponía moda, se teñía el pelo, escuchaba Ray Charles, llegaba tarde a todos lados, usaba pitillos, nada de capris. Uff como me dolía la cabeza. Daba lo mismo, lo había recordado. Cacha que me acuerdo que su viejo era extranjero. La Dominga llegaba a su casa y lo primero que hacia después de saludar a su viejo Irlandés, era abrir el refrigerador y destapar una chela. Era sagrado. Todos los días, todo el estilo. Fue ella la que me enseñó que la manera correcta de decirlo era “JAINEKEN”. Fue ella quién trajo los wayfarers, en fin. Cuanta ueá más habrá impuesto.

Conchetumadre… se me olvidó que tenía que ir a jugar Futbolito con el equipo The Holgazanes. Puros tatas po’. Camilo, Richi, Rodrigo, Mateo, Flavio, Raúl, Deben estar emputecidos. Uf. Ya me voy. No me acuerdo que más les iba a contar, será hasta la próxima vez o el próximo cabezazo.

Lo que pase primero.

2 comentarios. Deja el tuyo»

2 Comentarios:

  1. Rorro dijo el 13 / 09:

    Este post fué muy raro (no por eso malo)…. , lo que si en la parte del final quedé medio colgado??

  2. praepes dijo el 23 / 09:

    sesenta y dos?!? al final no cache si todo eso de los wayfarers y 62 era como un poco irónico implicando algo pasado, o si iba en serio…
    tb quede colgada, que fue/es de dominga? =)

    muy buen blog! lo acabo de descubrir despues de un post en zancada, saludos!