Este post tiene su origen en la siguiente pregunta que nos hicieron al Formspring:

¿Qué es lo que provoca que una mina “suelta” (no maraca) pase a ser cartucha en una relación totalmente estable?

Sucede que existe algo que denominaremos el Síndrome de la Pecadora Arrepentida, el cual consiste en que una mina, otrora dedicada a la vida licenciosa y entregándole su flor a cuanta poronga se le pusiese enfrente, encuentra de repente a un tipo (lo llamaremos Special Guy), al cual ve como un alma pura y hermosa. La bondad y pureza del compadre lo sitúa en un lugar completamente aparte del resto de chanos con los que se metió. Él, además, parece ver todo lo bueno en ella, y despierta sus sentimientos más elevados. Definitivamente, piensa ella, es alguien que llegó a redimirme de ese errático y vacío juego de saltar de polla en polla.

Así pues, se termina enamorando del lolito, y dado que en el pasado le prestó la chochi a tanto weón X, desea hacer la diferencia con este ser tan prístino y especial. “No, con él no voy a ser como con los otros“, piensa. Se ponen a pololear y todo anda maravilloso, pero cada vez que se acercan al momento de los cuchi-cuchis, a ella le asaltan los resabios de tanta pinga anónima contra la cual se frotó.

Tiene tan asociado el sexo con esa entrega barata, que con Special Guy no quiere pasar por lo mismo. Se acuerda y le avergüenza. No quiere que él la vea en su faceta camboyana, coshina; no quiere que la vean manejándose en la situación, no quiere aparecer experimentada, no quiere que la pillen sabiéndoselas por libro. No logra ser como Madonna en Like a Virgin; quisiera que su performance sexual fuese tan inocente como el sentimiento que embarga su corazón, pero no puede.

Entonces se acobarda y no la suelta. Siente que así es más digna de esto que está sintiendo.

Desde la perspectiva de Special Guy, desde luego, todo es totalmente distinto.

Puta la weá, y JUSTO a mí no me la soltái!

Special Guy es un tipo normal y soltero, que quiere una casera divertida, con la cual se pueda pasar bien sin tantos rollos. Se encuentra con esta mina, y le saca prontamente la foto de poncia; pero al conocerla mejor, se da cuenta que ella, en realidad, bajo todo su weveo y ponceo, esconde un corazoncito ansioso de ser querido.

Entonces a Special Guy le baja la ternura y comienza a ser un buen tipo con ella. La valora, no la desecha, le deja en claro que no la quiere para puro follar. Después de todo, con una casera hay que mantener una cierta relación que va más allá del sexo anónimo. Ve que la mina se comienza a embalar, y dado que él ya le tomó cariño, le gusta mucho y no le molesta la idea de una relación, acaba pidiéndole pololeo. Piensa que la mezcla de sexo y amor puede ser aún más placentera para ambos.

PERO, apenas Special Guy comienza a escalar sexualmente hacia la mina, nota tensión y rechazo por parte de ella. La situación se repite una y otra vez. ¿Qué chucha?, se pregunta, con total justificación. ¿Por qué esta mina, tan caliente y tan loquita, se hace la weona JUSTO conmigo, si dice quererme tanto? ¿Será que no la caliento?

Y así, Special Guy termina sintiéndose estafado. Siente que le cambiaron al proyecto de polola sensual por una quinceañera asexuada que sólo piensa en mariposas y que no tiene la menor intención —y aparentemente, tampoco las ganas— de follárselo. Llega a pensar que es de este tipo de minas que sólo se la sueltan a un weón que las trata mal. Ser bueno con este tipo de minas, piensa, no da ningún resultado.

Antes de que Special Guy se chatee y patee a la mina (rompiéndole el corazón de paso), veamos si el Síndrome de la Pecadora Arrepentida puede explicar la situación.

La Ley del Péndulo

Lo que le pasó a la mina es lo mismo que les pasa a los presos que se convierten en evangélicos: de un extremo, saltan con fanatismo al otro extremo. El impulso incontenible de alejarse de ese “lado oscuro” y reencontrarse con el “lado claro” le hace olvidar los matices. Alguien así está en desequilibrio, y su “iluminación repentina” no arregla las cosas; es la otra cara no más (y por eso es saludable desconfiar de los que se “convierten” a algo de un día para otro).

Special Guy tendrá que armarse de paciencia y comprensión si desea que la mina agarre una visión más centrada y sea capaz de conjugar ambos polos (y en definitiva, se la suelte); pero ésa, amiguitos, es una tarea que a él no le corresponde. Y en el proceso, muy probablemente tendrá que postergar sus propios deseos y necesidades.

Si usté, mija, pasa por algo así, primero tiene que pegarse la cachá de que no hay nada de lo cual arrepentirse, en primer lugar. Si intentó llenar su vacío interior con diucas (por decirlo tiernamente), la culpa no es del falo, ni del hombre, ni del sexo, ni de su propia calentura. Póngale a cada tarro la etiqueta que le corresponde. Y colóquele ojo a los extremos.

Y usté, macho, también, mire que no es agradable que pasen los meses y no se la suelten.

Shao.

23 comentarios. Deja el tuyo»

FAQ Women, el blog de hombres hablando sobre mujeres. Lea el What The FAQ? para más información.

23 Comentarios:

  1. Negro dijo el 30 / 12:

    Y mire que también puede sucederle a la mitad de la relación! Si todo partió por echar a pelear los meones y terminó en un happily ever after, a la lolita también le puede bajar la wea y cerrarle el boliche. Obviamente, provocandole sendos traumas al pobre cabro, haciéndole pensar que ya no le quiere ni le desea. Lo mejor en cualquier caso es conversar de frente pa evitar mal entendidos y rupturas no deseadas.

    Wacala.

  2. feña!!! dijo el 30 / 12:

    hahaha yo soy pecadora arrepentida…pero solo hasta la parte donde digo “ahora sere buenita, no se puede ser zorra toda la vida”….despues igual la suelto jajajaj si las arrepentidas no lo son taaaaaanto hahaha

  3. @Malita_ dijo el 30 / 12:

    En realidad…la pecadora arrepentida no está tan arrepentida, ni el special guy no es tan especial guy.
    Es cierto que a veces nos baja lo Disney y de nuevo nos creemos la de los pajaritos y el principe y asdaf (ojo…antes de la relación,durante o después) pero, sépalo…si ud hace la maniobra (o la pilla justo) en el Ovulanding time…el arrepentimiento nunca existió.
    Dicen!! xD

    • Shesho dijo el 30 / 12:

      aer, explíquese eso de la ovuléichon, por favor?

      • @Malita_ dijo el 31 / 12:

        Jaja!! es pa largo en realidad…pero en el lado “shientífico ashí” el ovulanding time tiene mucho que ver con lo que escribió la Maga .
        La naturaleza tira y las hormonas estallan.
        TODAS tenemos días en que nos sube la bilirrubina y ahí (científicamente comprobado) arrepentimiento??… my polainas.

    • Mapapo dijo el 1 / 01:

      Que es sabia usté shiquilla…de hecho debería hacer un copy paste de su comentario y entergarla en hojitas como declaración de principios

      😛

  4. AvenidaCero dijo el 30 / 12:

    De los arrepentidos será el reino de los cielos…dicen… ¿andará por ahí la cosa?…

  5. La Maga dijo el 30 / 12:

    Naaaa quizás la cabra se demore pero la naturaleza tira, y en algún momento le va a pasar la cuenta, le doy un mes como máximo hasta que las hormonas le estallen, la que nace alpinista muere alpinista, la única diferencia es que en vez de andar escalando de pico en pico, va a elegir escalar uno solo apenas se le pase el miedo de que el lolo se le corra tras el primer polvo, ahora que el muchacho tenga paciencia es otra cosa, es lo mismo que pasa con el pingaloca que busca la reivindicación en la cartucha, solo necesita amorsss y recordar que la paciencia se acaba, existen las arrepentidas pero no arrepentidas fanáticas, solo inseguras

    • Shesho dijo el 30 / 12:

      Muy buen punto! Es por eso que es un síndrome y no un “tipo de mina”.

      Los síndromes empiezan y se acaban, aunque la “cura” queda al criterio de vosotros.

      • Aguadelirio dijo el 13 / 02:

        Me parece que “síndrome de la pecadora arrepentida”, puede ir asociado a la chiquilla cómoda con su sexualidad que alguna vez sé pilló con un idiota inseguro. Me refiero a que muchas pecadoras cuando encuentran pareja, prefieren calmar las pasiones por temor a que el tipo piense “es demasiado maraca para ser cierto”; porque cuando eso ocurre, a algunos les baja el terror…de ahí viene el: “andai puro maraqueando” Con celopatías asociadas graves, como aquellos que se asustan cuando la mina lo chupa rico.
        Lo siento, pero la cuestión es de a dos acá…

        ta ta

    • feña!!! dijo el 30 / 12:

      loco….yo aguante 3 años… el arrepentimiento vino al año y medio, pero justo vino con sentimientos culposos de “no podi ser taaaan maraca”…. sere demasiado fanatica??

  6. Cona dijo el 30 / 12:

    creo que soy una pecadora arrepentida en potencia, pero mis hormonas me obligarán a soltarla en un periodo prudente a una relación adulta. XD
    saludos Shesho, es un gran blog ♥

  7. pock dijo el 31 / 12:

    jajjaja por desgracia he tropezado con ese tipo de piedras mas de una vez, yo ñoño nerd won con poca experiencia, me he metido con chicas de amplio prontuario sin nunca juzgarlas (hay que ser idiota pa cuestionar el pasado de alguien ademas que cierras el boliche con tus prejuicios) y he empezado tiernas relaciones de gran contraste cual ying-yang. Pero no por ser ñoño con poca experiencia no significa que no tenga deseos e intereses banales y ha sido fome toparse con la pecadora arrepentida, la que webio por el mundo pero justo contigo por ser eshpechial le baja lo monja SHIT!

    lo mejor es ser un buen amigo de alguien asi, o amigo con cover…. no digo que hay que descartar a una mujer con prontuario pa relacion seria, sino descartar a quien te ve como el Padre Hurtado, una wea asexuada y bondadosa, cuando tu solo quieres ser como Rocco y disfrutar la vida a concho. Ella no tiene la culpa de esto, pero si la responsabilidad de cambiarlo, de entender sus dramas, su bipolaridad y enfrentarlo, si tienes paciencia y amor, ve por ella, si al final del dia son mas malos ratos que disfrutar, jugar, orgasmos y buenas conversar mejor dar un paso al lado

  8. Pajarito Nuevo dijo el 2 / 01:

    Que buen tema… da pa tanto la emocionalidá… pero pucha que debe dar rabia cuando le pasa a uno que justo justo le baja la santidá!
    por suerte no la he hecho ni me ha tocao alguno de esos XD

  9. LaOtraJavi dijo el 2 / 01:

    a todas nos baja el disney style en algùn momento…
    pero tarde o temprano volvemos al i-sat mode!!!!

    (o playboy tv, depende de la fémina y del plan de cable)

    he dicho!
    (feliz 2011 <3)

  10. @MatiasKeiroz dijo el 3 / 01:

    Mire que hay tengo varias teorias.
    La profunda es que la chiquilla que corta el agua y esta embalada es que va por la roca. asi de simple, las zorrillas son maquinas. Las que lo sueltan cortan el agua, las “niñas bien” terminan… y que hacen los pasturris, sentencian su muerte…ROCA.

    Lo otro que pienso es que la mina esta estresada por algo, y es por pega o por que simplemente el Special Guy se transformo en Venado Guy

  11. chiquiturristica dijo el 3 / 01:

    ahy pucha yo me siento arrepentida de ser tan libidinosa…pero la wea no es tampoco volverse monja creo que es solo prolongar el polvo de 5 horas a un mes nomah… y q el loco va a seguir ahi, a tu lado. saber que podi tirar de caliente y con sentimiento con esa misma persona, y esta bien, a todas nos gusta el mambo y peor cuando andai con los calores solo quieres aplicarte…pero yo creo en el equilibrio, no en volverte monja… debe existir el hombre que quiera estar con una caliente de mierda que solo quiere ser un poco mas normal, y valorada por lo que es no por cuan caliente puede llegar a ser.
    😀

    • IsitLute dijo el 7 / 05:

      No creo que nadie piense “ojalá que se ponga menos caliente con el tiempo” u “ojalá que conmigo sea menos caliente”. Hay gente que podrá aceptar un comportamiento menos libidinoso, pero no creo que a nadie le guste.

      A menos que no esté interesado en el sexo. Y eso me parece muy fome y muy triste.

  12. j a v i dijo el 4 / 01:

    xD risotadas leyendo again!! Props shesho!

    Creo que a todas nos debe pasado algo así, cómo no te va a dar terror pensar que un hombre que te gusta pueda llegar a encontrarte maraca o algo así y por algo q ya no puedes cambiar (te hayas acostado con uno o con cien, doesnt matter) pero pololos, amigos, mi sabia madre y la vida me enseñaron que DE VERDAD no les importa tanto si te acostaste antes con muchos más o con ninguno! No a los q valen la pena, por lo menos. Si hay que reivindicarse, como para hacer la diferencia con el que sí se merece el corazón, pues entonces debería ser lo contrario a la ley seca! O no?

  13. Daniela dijo el 4 / 01:

    La sabiduría de este blog es impresionante
    el mejor descubrimiento del 2010! 😉

  14. Pam dijo el 10 / 02:

    Me desmayo de la risa y de lo certero que son….es más, soy una pecadora no tan cruda arrepentida….me pasó un accidente, asique ahora me ayudan!!!! no tenia considerado que mi special guy leeria esto y quedara con esta cara ¬¬

  15. Fomeee dijo el 13 / 02:

    Fomeeeeeeeeeee…

  16. Una de las Pecadoras arrepentidas dijo el 6 / 05:

    Cierto cierto.. después uno se arrepiente de arrepentirse . Que paradoja. Que bueno saber que los hombres identifican a las sueltas no maracas. Todo mi amor para Shesho.