Una lectura apresurada de este blog podría sugerir que los hombres las preferimos explícitas en cuanto a su pasión por el sexo (iba a decir pasión por el regalón, pero resulta que están las que les gusta el sexo y las que sólo les gusta el pico, y créame, son categorías distintas).

Pues nada más alejado de la realidad. En estos tiempos forzadamente sexuales, la mina discreta, ésa que no hace aspavientos, nos evidencia un punto: el alarde y la publicidad no necesariamente implican un buen sexo, y muchas veces es justo al contrario: es la falta de soltura amatoria, pidiendo ser compensada (y si no, que lo digan las siempre proliferantes Tuitercachondas).

El punto es, ¿cómo lo sabes entonces?

El punto es, ¿necesitas saberlo de antemano?

¿Qué pasó que de pronto necesitamos garantías para lanzarnos? ¿Tan descocados nos tienen? Una mina discreta es la falta de garantías que hace que lanzarse valga la pena.

Yo diría que aquellas mujeres piolas, que aman el sexo puertas adentro pero dejan la incógnita puertas afuera, son la gran mayoría. ¿Cuánto tipo distraído por ahí no tendrá de pareja a minas que aparentan ser apáticas o conformistas en lo sexual, y que en realidad no son más que fierecillas dormidas, esperando pacientemente escuchar el santo y seña animalesco para despertar?

Incógnita.

Y eso de la incógnita es muy femenino; desde su fisonomía en adelante que las partes buenas necesitan ser exploradas, conquistadas, es la fruta más alta del árbol.

Y los hombres creemos ser muy concretos, juramos de guata que somos pragmáticos y al callo y que no nos gustan los rodeos, pero tal como ellas, rapidito nos fastidiamos con lo obvio y lo evidente. Nos gustan los Everests, los Olimpos; porque eso de subir montañas inhóspitas y clavar banderas al llegar funciona a varios niveles con nosotros.

Nos gusta la sospecha, el acertijo. Y esto no tiene nada que ver con demorar eternamente la intimidad; de hecho, una mina discreta puede ser sorprendentemente rápida si vio las señales correctas. La mina discreta tiene claro lo que busca, así que no ve razón para hacerse la difícil: o quiere o no quiere. Las trabas y las demoras son para las pendejas indecisas que aún no saben distinguir entre un Ken y un tipo de carne y hueso, o para las inseguras, que se hacen tanta publicidad que colapsan con la avalancha de babosos, y a falta de buen ojo para filtrar, simplemente los dejan a todos afuera.

La mina piola muchas veces es la Simpática en el sentido de que no te la puedes engrupir; o te aceptó la danza o no te la aceptó, pero no será un tema de sacársela por cansancio, de ablandarla con regalos pelotudos o de demostrarle con frases acartonadas que te leíste tres ebooks de filosofía la semana pasada. La Discreta, a diferencia de una que es meramente tímida, no es impresionable por pendejadas. Se dejará encantar por los detalles inversos a los que tú pretendías mostrarle y le abrirá sus piernas a tus defectos más que a tu ensayada bio de Twitter.

De hecho, en un mundo donde todos nos hacemos los lindos, lo único que realmente impresiona a una Discreta (y lo que más me impresiona a mí de una Discreta, ahora que lo pienso) es esa falta de necesidad por impresionar.

A la Discreta simplemente le tincaste, y eso recién será un primer “sí” al baile con lo desconocido que ella encierra, sin garantías, sin calentadas de sopa. Y si dos horas más tarde su cartera está desparramada en el suelo junto a tus pantalones, eso sólo es una señal de que estaba todo bien y de que cumpliste de cerca lo que prometías a lo lejos, porque la decisión de aceptarte la cueca fue tomada por ella, mucho antes de que se te ocurriera mirar.

La Discreta entiende de química. Las reacciones químicas no son un logro; simplemente ocurren, o simplemente no ocurren. O al menos yo nunca vi al hidrógeno pagarle cenas al oxígeno para ver si se conseguían juntar.

Así que nada de andar cantando victoria. Los bragging rights son un cazabobo: si realmente te los mereces, no los usarás. Y eso cuenta para ambos lados, porque la mina discreta no anda avisando que es discreta.

Shao.

32 comentarios. Deja el tuyo»

FAQ Women, el blog de hombres hablando sobre mujeres. Lea el What The FAQ? para más información.

32 Comentarios: