[ATENCIÓN: Usted se dispone a leer el primer artículo de la historia de FAQ Women. THE FIRST. EVAH. Trátelo con la veneración que se merece]

Quizá el título pueda llamar a error. Esto no es una semblanza de la Sra. Schrödinger [que por lo demás debe haber sido una mujer muy aburrida para que su marido haya tenido el tiempo y las ganas de imaginar la manera más ñoña de matar a un felino inocente], es más bien un primer intento en mi camino a la elaboración de una análisis exhaustivo de la mujer, sus usos y costumbres.

Es cosa común entre los hombres, al finalizar de mala manera una relación amorosa o tener una seguidilla de malas experiencias en el plano romántico, llegar invariablemente a una misma conclusión sobre la razón de su fracaso:

Son todas maracas Están todas locas.

Y antes que un ejército de feministas enardecidas y fanáticas de panda decidan quemarme a lo bonzo por ser un cerdomisógino-quelasmeteatodasdentrodelmismosaco-sóloporquenoleresultaconunamina-quefuelosuficientementeinteligenteparanometerseconesemaricón-pocohombre-pijacorta-hijodemilputas, he decidido publicar una teoría que me ha servido para mentirme a mi mismo animarme a intentarlo de nuevo cuando las cosas no salen bien.

[Cabe aclarar antes de seguir que mis únicos estudios de Física son los del colegio y que no me fue tan bien que digamos, por lo que mi tesis es más que nada hacer gárgaras con términos que suenan bien y carece de toda validez científica. Seguir un curso de acción basado en ella puede ocasionar problemas como dolores de cabeza, ataques de insomnio y patadas en la ingle]

Así como el famoso gato ( aquí en versión video), las mujeres viven permanentemente en un estado entrelazado. Por ejemplo, la chica que siempre toma la micro a la misma hora que tú y se baja una cuadra antes de llegar a Escuela Militar. Esa que siempre anda leyendo un libro con cara de concentrada, pero que igual se de el tiempo de cruzar miraditas contigo a través de sus anteojos sin marco. La que has imaginado infinitas veces sin su ropa de alternativa neojipi ecofriendly. Después de una semana [o dos, o un mes] pensando en si hablarle o no, te decides y haces tu movida. En ese momento, ese simple acto colapsa la onda de la mujer en cuestión y al momento de decirle “hola”, ella ya está convertida en, o una perra sin sentimientos, o en la futura madre de tus hijos. Ahí es sólo cuestión de probabilística.Y lo mismo pasa con esa compañera de universidad, con la vecina del frente o la mina que sacaste a bailar en un carrete.

Al menos, esta teoría de la mujer cuántica me da un poco de esperanza. Y en un mundo en el que una mina te patea el mismo día que haces el esfuerzo de tener un detalle lindo para recordarle lo mucho que te importa, la esperanza es lo único con lo que siempre puedes contar. No sé que opinan ustedes.

18 comentarios. Deja el tuyo»

Héroe folklórico

18 Comentarios: