Ah, el porno. Esa rama de la cultura humana, tan hegemónicamente masculina (Sí, existe porno para mujeres. Sí, probablemente algunas de ustedes, metiches lectoras, ven porno. Sí, son atrevidas e innovadoras, lo sabemos. Sí, también existen hombres que se hacen visos en el pelo. Pero ninguno de esos facts es la regla, sino la excepción).

El porno. Eso que, de adolescentes, negábamos ver en presencia de nuestras compañeritas por miedo a ser tildados de pajeros o califas, sólo para luego irnos a correr la paja a la casa, mezclando los recuerdos de esas mismas compañeritas con el porno habitual.

¿Qué hace tan mayoritariamente masculino al porno? Somos seres muy visuales para calentarnos. Somos relativamente obvios en nuestras preferencias eróticas. Mientras a una mina le interesa – y excita – el “cuento” detrás de un tipo, a nosotros nos excita la imagen de nosotros mismos detrás de una tipa. El culto al cuerpo femenino es preferencia masculina. El maquillaje femenino es preferencia masculina. Las operaciones de tetas son preferencia masculina.

Idealizaciones

El porno – y me duele decirlo – es nuestro propio chick flick, el equivalente masculino a las películas románticamente bobas que hacen suspirar a las no tan adolescentes: es la fábrica de nuestras idealizaciones en pareja. Las minas sueñan con un vampiro Edward que se niegue a follar con ellas por amor; los hombres soñamos con una Sylvia Saint que se niegue a soltarnos la corneta.

La idealización masculina materializada en el porno le entrega a las mujeres una vara de medida con resultados predecibles: si me pongo tetas, él se excitará más; si le chupo el pico, el se excitará más; si me comporto como una gatita calentona y siempre disponible, él se excitará más. En cambio, si un hombre intenta emular el comportamiento del vampiro Edward y le aguanta las maraquerías a una mina con tal de conservar su amor, se transformará en un baboso de tercera (y por si se lo preguntaban, imitar al latin-lobo y hacerse el eterno amigo-jote tendrá las mismas consecuencias).

Pero incluso para nuestro lado, el exceso de idealización hace daño.

Mujeres en el porno versus mujeres en la vida real

En el porno, o las mujeres son perfectas, o calzan perfecto con un fetiche donde su imperfección es estereotipada. En el porno no hay pelitos (salvo en el estilo hairy), no hay olor a ala ni a otras cavidades, no hay dolor de cabeza, no hay mal tufo por haberse pasado media hora tirando sin tomar agua, no hay enfermedades, no hay cama que cruja demasiado o una prenda difícil de sacar.

En el porno no hacen cucharita after sexo; de hecho, difícilmente se encuentra un after sexo. Las minas, entre luces, maquillaje y ángulos apropiados, se ven mucho más deliciosas de lo que realmente son. En el porno, curiosamente, son las mujeres las que poseen una personalidad y carácter definidos; el hombre suele reducirse a una protuberancia. Las mujeres ganan más que los hombres en el porno.

¿Es culpa del porno todo esto? Para mí el porno es una mera radiografía de lo que nos excita más a los hombres visualmente: nuestras preferencias, nuestras fantasías, nuestros fetiches. Por ahí alguien dijo que el porno, por una cosa de negocio, DEBE ser un reflejo fiel de lo que nos excita, porque si no, sencillamente, perdería audiencia.

El porno nos enseña qué nos excita a los hombres, no cómo son las mujeres o cómo es el sexo. Y tal como la púber que ve muchas pelis sigue esperando absurdamente que el próximo poncio que se agarre en una plaza le salga romanticón y épico, un hombre refugiado en el porno corre el riesgo de quedarse esperando para siempre a una mina exquisita, siempre caliente y que no habla más que para decir “oh you bad boy“.

Lamentablemente (o afortunadamente!), ser repartidor de pizza o profesor particular suele no funcionar en la vida real para obtener sexo casual.

Your Personal Porn Star?

Y no es que no te vayas a encontrar nunca a una pornostar en la vida real: se puede. Pero en la vida real te topas también con lo que las pornos no muestran: la mina tal vez es jalera y reventada, o maraca, o prostituta (ambos términos describen a una mujer que usa el sexo como moneda de cambio para obtener otras cosas), o esquizofrénica, o arribista, o manipuladora, o hueca, o sencillamente tu relación con ella es turbia (uno de los dos es amante del otro, eres su juguete sexual o ella el tuyo, se pelean a los combos, están juntos por baja autoestima, etc).

La imperfección es parte de la ecuación. Por algún lado te la topas. El porno no nos ha enseñado todavía a escoger nuestra imperfección favorita (aquella que nos causa ternura, y por cierto, la ternura también queda fuera de la pornografía). El porno es producido en masa para las masas, y aún cuando tienes una variedad de subcategorías como para llenar una guía de teléfonos, al final sólo nos quedamos con una larga lista de estereotipos. Predecibles.

En la parte 2: Intimidad, realidad versus fantasía, cómo sacar ideas y musho más! No se la pierda.

14 comentarios. Deja el tuyo»

FAQ Women, el blog de hombres hablando sobre mujeres. Lea el What The FAQ? para más información.

14 Comentarios:

  1. El Comediante dijo el 20 / 08:

    Muy cierta, pero MUY cierta la descripción de “Your Personal Porn Star?”, cada punto reafirmando el anterior…

    Esperando la próxima entrega, con lapíz grafíto HB n°2 y mi libreta de anotaciones…

  2. Felipe dijo el 20 / 08:

    Uf! que bonito post wn. Por freak que suene decirlo en un tema como este. La perdida de la separación entre realidad y fantasía debe ser un tema más recurrente de lo que pensamos en los hombres. Sobretodo en los que odian un poco a las mujeres o les cuesta relacionarse con ellas.

  3. Maca dijo el 20 / 08:

    Las fantasías son re lindas y la vida sería más fome que chupar un clavo sin ellas. Pero lo que dices es cierto, tanto la realidad como la fantasía se pueden disfrutar y eso no tiene nada de malo… lo malo es cuando te angustias porque no consigues mezclar los dos terrenos “a tu pinta”. Porque sí suelen mezclarse y toparse como que no quiere la cosa, uno obtiene parte de la fantasía pero pierde otra, y ESO es la realidad. No voy a entrar a hablar de la presión sobre la mujer de la belleza y los cánones masculizzzzzzzzzzzzzzzzz porque eso ya está archisabido en este blog.

    Ps:Lo que sí debo decir: la fantasía de la mujer promedio no es el tipo meloso y baboso que no quiera ponérsela por amor (?) Los hombres tienen la maldita idea metida en la cabeza, de que a las mujeres no les gusta tanto el sexo como a ellos. BULLSHIT. Nos gusta, y nos gusta súper N cantidá. Por ende, si bien no somos estimuladas tan fácilmente como uds., hay otras cosas que nos excitan tanto o más facilmente que un atisbo de colalers rojo furioso bajo un pantalon femenino bajo la mirada de un macho alfa. No somos tan mensas como parecemos, ah. La diferencia está en que así como el porno es genérico, simple y siempre da resultado, lo que vuelve loca a una mina suele ser algo infinitamente más sutil. Si lo descubren, caballeros, esa chica va a hacer lo que le pidan y más. Un pequeño consejo de su lectora amiga ;D

    Así que ya saben, aplíquensen!! Que para algo haya servido este comment tan largo :B

  4. Shesho dijo el 20 / 08:

    @Maca: bien ahí. Maca for president! :B

  5. Kvzon dijo el 21 / 08:

    @Maca, te ganaste una carita feliz!

    @Felipe: Eres tú? xD

    @Shesho: Qué buen post!!! Como siempre no mah po logooooooo!!!

    Saludos.

  6. Jechucits dijo el 24 / 08:

    A veces me cuestiono ser más varón que niña para ciertas preferencias.
    Definitivamente nunca fui la niña que desde adolescente veía películas románticas y soñaba con un Edward baboso-enamorado que no me tocara “por amor”. Muy por el contrario, debo confesar algo…. En mi pubertad me juntaba con mis amigas y amigos después del colegio a ver películas porno en VHS, con más morbo que comprensión, y reírnos toda la semana en torno al nuevo video que encontramos.
    Quizás, para bien o para mal, eso afectó mi visión del sexo, y posterior experiencia.
    Sigo siendo tan mujer y femenina como cualquiera, no me excita la estimulación visual como a un hombre, pero a la larga me hizo idealizar a las porn star y ser muy curiosa y abierta de mente.

    Toda esta introducción de mi experiencia sólo para comentar que encuentro una mierda criar nenas basadas en el dramón rosa, así como nenes con varas tan altas del sexo, que nunca se satisfacen.
    Creo que mucha de la responsabilidad de formar mentes con conceptos reales es de los padres y hermanos mayores.
    Ninguno de los extremos nunca es bueno. Pero mucho menos aún la censura de la curiosidad.

  7. Alita Mac dijo el 25 / 08:

    ok, concuerdo con maca…no todas keremos sexo con amor, si nos gusta el sexo y si estamos complacidas podemos ser mas complacientes…es una necesidad basicas que los hombres pueden conciliar con pajas y nosotras con pajas y vibradores.
    Sobre el porno per se, me gusta el soft porn, no le hago mucho al hardcore y si tengo que ver un trio que sea una mina con 2 gallos no la inversa (matematicamente no me resulta…sorry) o de frenton gay porn (hombre con hombre eso si).

    matta ne

  8. Bella dijo el 4 / 05:

    Concuerdo con Maca pero con Mac Alita no tanto… a ver… el ideal mío y el de muchas nenas que conozco no es, como dice Shesho, un hueón que no me la quiera meter por amor.
    Sino uno que ME LA QUIERA METER CON AMOR.
    O sea el ideal es sexo con amor (cierto, no todas, y no es lo único que nos gusta, es el ideal).
    Pero sexo igual.

    Aparte de eso, Shesho: qué sabiduría.

  9. Bilma dijo el 4 / 05:

    Juas juas, mi novio cuando empezamos quiso retrasar el coito para demostrarme su verdadero interes en mi, FAIL.

    Y fail, porque yo estaba recaliente y me lo queria tirar y el tambien, entonces eso que supuestamente a muchas niñas las deja extasiadas no es como muy efectivo xD

    Nadie quiere un romance bobo, solo que por ejemplo nos prenden otras cosas, yo espero que me digan cosas, mas me caliento cuando el tipo esta parloteandome todas las cochinadas que se le ocurran en en vez de mariconeando como el vampiro ese xD

    A muchas feminas nos prende mas lo auditivo, por algo cuando veo porno a pesar de ser heterosexual veo a dos niñas motandoselo, simple, porque gritan mas xD

    • Manuela dijo el 4 / 05:

      y lo táctil ^_^

  10. Makross dijo el 12 / 11:

    ^Puras mujeres en los comments ajajaj

    Stoya *¬*

  11. MJ dijo el 10 / 05:

    Concuerdo completamente con Maca, hace un rato un amigo me pregunta “qué es lo más sutil”… bueno, cada una tiene su propia clava, acá no existen universalidades…
    pd: también espero que los hombres dejen de creer que nos gustan los vampiros maricones o que esperamos que llegue el príncipe Disney… parece que les falta saber un poquito más de mujeres y dejar de vivir en el concepto inventado por una sociedad machista… salud por el buen sexo !

    • MJ dijo el 10 / 05:

      clave*

      • RN dijo el 10 / 05:

        Pues como tu amigo te dijo, si uno no logra descubrir eso infinitamente sutil, pues lo más lógico es que te lo digan en vez de esperar eternamente a que uno lo ADIVINE.
        También aplica en sentido inverso.