Ésta es una entrada en la Enciclopedia Ilustrada Coleccionable de las Técnicas Zorras.
Remítase a la Bienvenida para una explicación general de las Zorras y sus características.

======================================================================

Íbamos a poner una foto de un mojón olvidado flotando en un WC, pero mejor les ofrecemos esta linda imagen.

Descripción de la técnica

La Carnada Olvidada consiste en que la Zorra deja un objeto olvidado en casa de la víctima, con quien habían quedado de no verse más. Dicha carnada le permite a la Zorra tener una excusa para volver a ver al susodicho, momento en el cual se tirará ALL IN y usará sus mejores estrategias para volver a colocarlo en órbita.

De la misma forma, es posible la técnica inversa: que estando juntos en casa de la Zorra, ella le esconda algo, cosa de después poder ubicarlo y decirle “hey, se te quedó algo, necesito pasártelo“, o mejor aún, dejar que él solito se dé cuenta y gestione su recuperación. También esta técnica es válida con libros, discos u otros objetos prestados con anterioridad, los cuales la Zorra guarda cuidadosamente, sin devolverlos, para sacarlos a la luz en el momento correcto.

Usos y efectos

Esta técnica le proporciona a la Zorra un salvavidas para aquellas situaciones donde, ya sea de mutuo (o no tan mutuo) acuerdo, o porque el weón la mandó directamente a la mierda, pretenden no verse nunca más.

Por ejemplo:

  • Relaciones tortuosas donde ambos quedan en “ok, alejémonos, no nos hagamos más daño“.
  • Mandadas a la chucha del tipo “no te quiero ver nunca MÁS!!1!1!” por parte del susodicho. Por ejemplo, que el susodicho la pilla con otro. O se da cuenta que la mina le estrujaba la tarjeta de crédito. O le cae la teja de que el grupo de amigotes que se junta a jugar pool ha jugado ya dos campeonatos y ni le han avisado, porque el weón estaba totalmente castrado y la mina no lo dejaba salir.
  • El tipo y la Zorra eran tiramigos, y el susodicho encontró una mina mejorcita y se puso a pololear con ella, y por ende dejó botada a la Zorra.
  • El tipo está pololeando y se tiró una canita al aire con la Zorra, y ella quiere asegurarse de que no será la última vez que se vean (y de paso, aprovechar de crearle problemas con su mina).

Con la Carnada Olvidada la Zorrita tiene su última chance, el repechaje. El éxito de la técnica, empero, depende de varios factores:

  • El nivel de emputecimiento/hastío del susodicho. Puede ser que le tenga tanta tirria que prefiera perder ese disco pirateado de Los Fantasmas del Caribe a tener que verle la cara de nuevo a la mina.
  • Que él o la Zorra vivan en edificio (basta un  “ahhh, dale, déjamelo con el conserje” para neutralizar la técnica).
  • Que el valor de la carnada merezca el viaje (“Jhonny, te le quedaron los chicles” puede que no dé resultado si el Jhonny debe tomarse dos micros y un colectivo para llegar).
  • De que el timing sea el correcto. Cosas de menor importancia (como una tarjeta Bip sin plata o un cepillo de dientes) caducan al poco tiempo y dejan de importar rápidamente.
  • Que el objeto sea el correcto. Si la Zorra deja botado un paquete de condones en la casa del weón, perdió. Pero si es un bolso imitación de Louis Vuitton, la cosa cambia.

Supongamos que a la Zorrita le resultó y va camino a juntarse con el susodicho. Va escotada, perfumada, mostrando tuto, en fin, toda la carne a la parrilla. Intentará por todos los medios posibles aplazar la entrega de la Carnada, metiéndole conversa, cosa de poder quedarse un rato en el lugar. Y ahí la Zorra, si puede, se le tirará encima. Se la jugará con tutti. Le declarará su amors, le pondrá las tetas en la cara, lo que sea.

Índice de peligrosidad: MEDIO (3/5)

Antídoto y Profilaxis

Como ya se explicó anteriormente, eludir esta técnica es fácil. El tema es si usté, macho cabrío, QUIERE eludirla realmente. La tentación está ahí, ese par de tetas está ahí, la posibilidad de un remember está ahí, etc.

Si realmente la mina en cuestión es una Zorra, piénselo con ambas cabezas frías, por favor. Piense en que cuando te vas de la mierda, si vuelves, a lo que vuelves es a la mierda nuevamente. Y si es así, y usté realmente necesita recuperar esa bolsa de Ambrositos que no se alcanzó a comer, aplique conserje.

O mande a su mamá a buscar las cosas. Armada de un uslero.

Próximo fascículo: El Guaguazo.

Shao.

45 comentarios. Deja el tuyo»

Ésta es una entrada en la Enciclopedia Ilustrada Coleccionable de las Técnicas Zorras.
Remítase a la Bienvenida para una explicación general de las Zorras y sus características.

======================================================================

Descripción de la técnica

Diagrama de la estructura del Piropo a Gamba.

El Piropo a Gamba es la técnica mediante la cual la Zorra tapa a piropos a su víctima, con el objeto de ablandarla y conseguir de él algún favor o información.

Todos somos permeables a la lisonja. Eso está claro. Nos gusta sentir que somos bien evaluados socialmente. La Zorrita sabe esto, y sabe además que los hombres somos especialmente susceptibles a los piropos femeninos. Por ende, usa y abusa del piropo barato cada vez que es necesario para conseguir sus objetivos:

  • Mi niño lindo precioso hermoso, me pasai a dejar al metro? Porfa porfa di que síiiiii.
  • Hey, macho recio fortachón, llévame la maleta un poquito, poooorfa!
  • Oye, tú que eres tan inteligente y lo que no sabes lo inventas, resuéeeelveme este ejercicio, yo sé que tú eres seco.
  • Hoooola guapo bello! Oye, tráeme cigarros, poooorfi!
  • ¿Dónde hay un macho que me ayude con el auto que lo tengo en pana? Tú! tú eres el macho seco mecánico! Poooooorfa.
  • Sabís que eres por lejos el más seco que cacho pa las cosas de computador, y yo soy tan negada, arréglame el pecéeeeee pooorfa.

Y por supuesto, cuando la víctima en cuestión le hace el favor, tapará el sandwich de halagos:

  • Liiindo si eres un caballero, podrían ser todos como tú.
  • Te pasaaaaaaaste, oye la cagó, yo me habría demorado un año en hacer eso.
  • ¿Viste? Si yo les dije que eras seco.
  • Huy, gracias! Qué machote que te ves!
  • ¡Gracias… minazo!
  • ¡Que eres liiiiindo, la cagaste, gracias!

Nótese que en varios de estos casos se arrastra una vocal (“liiiindo”, “poooooorfi”, “graaaaacias”). Es parte de la técnica.

Usos y efectos

No confunda esta técnica con los piropos propios de una polola, novia, esposa, etcétera. Tampoco aplica con las true amigas de confianza (o sea, aquellas que NO te comerías). El Piropo a Gamba se aplica en el caso cuando la Zorrita no le está soltando nada al compadre. No se ponga weón tampoco con su mina y no le empiece a negar las paleteadas. Hay que tener ojo cuando una mina a la que usté le tiene ganas le desembolse una avalancha de piropos, y A CONTINUACIÓN una petición.

Esta técnica es fácil de detectar, pero para un tipo necesitado de elogios, puede ser sumamente adictiva. Acá el estímulo pavloviano funciona a la perfección: al poco tiempo, el mero recuerdo del piropo hará que el baboso tome la iniciativa en hacerle favores a la mina, tal como un perro hace gracias para recibir cariño de vuelta.

Índice de peligrosidad: MEDIO (3/5)

Antídoto y profilaxis

Despéguese de su necesidad de recibir elogios. Es decir, aprenda a filtrar los piropos honestos de los baratos. Aprenda también a desarrollar un poco de firmeza, ALGO que sea, frente a las actitudes adorables de las minas. La adorabilidad es una gran cosa en su polola, su hermana, su mamá, su sobrina, etc., pero en una mina que le quiere sacar favores, puede ser algo difícil de resistir. Ellas lo saben. No sea weón.

Etimología

A gamba el pirooooopo, pa los regalones, pa la galantería, lleve la moda, a gamba el piroooooopo“, pregonaban los vendedores de piropos en la Vega Central, ya en los años 60 (cuando gamba eran 100 escudos). El precio se mantuvo hasta hoy, donde en ciertos rincones aún son encontrables por docenas los “liiiiindo“, “macho“, “recio“, traídos directamente desde el campo.

Próximo fáscículo:  La Carnada Olvidada.

Shao.

34 comentarios. Deja el tuyo»

Ésta es una entrada en la Enciclopedia Ilustrada Coleccionable de las Técnicas Zorras.
Remítase a la Bienvenida para una explicación general de las Zorras y sus características.

======================================================================

Didáctica explicación del efecto de la Orilladora.

Descripción de la técnica

La Técnica de la Orilladora consiste en que la zorra aleja a su pololo de cualquier mina a su alrededor, con el argumento de que todas quieren con él y quieren destruir la relación entre ambos.

Esto incluye, por supuesto, a todas las amigas, las ex-algo, e incluso las primas. La mamá y la hermana se salvan, pero igualmente pueden ser acusadas de manipuladoras. Incluso amigos varones pueden caer como víctimas, bajo el pretexto de que “lo arrastran a malos pasos”.

Usualmente la técnica consiste en interrogar a la víctima acerca de cualquier chica que revolotee alrededor de él, ya sea amiga de años, ex-algo, conocida, compañera de pega o de la U, etc. Dichos interrogatorios siempre tienen un tono de profunda sospecha, e invariablemente terminan con la conclusión de la Zorra:  “Ah, no, esta mina anda revoloteando para ver si te pilla volando bajo“.

Si el caso es que la Zorra y una de tus amigas se encuentran frente a frente, la Zorra en algún momento te comentará: “Está claro como el agua: esa mina quiere contigo, ni un respeto por nuestra relación, se pasó, y la llamas amiga? Eso no es amistad“.

En ocasiones, la Zorra complementa esto enfatizando la (supuesta) inocencia del susodicho, liberándolo de toda acusación de fresco, y haciéndolo quedar como ingenuo para derribar sus posibles defensas: “Mi amor, es que tú eres súper cándido, no tienes idea de las técnicas que tienen las mujeres para intentar engatusar a un hombre, yo sé que tú eres bienintencionado, pero esa mina es una pérfida. Las mujeres tenemos un radar para esto“.

Irónico.

Usos y efectos

El objetivo de esta técnica es doble: por una parte, alejar a toda posible zorra competidora; por la otra, aislar a la víctima y asegurarse de este modo no sólo su fidelidad, sino también su dependencia hacia ella. De cierta forma, es un secuestro de guante blanco.

Entre las señales de que esta técnica ha dado resultado, se cuentan:

  • El weón cierra su Facebook o deja de twittear a petición de la mina, porque se “lo estaban joteando mucho”.
  • El weón se hace un msn nuevo sólo con contactos aprobados por la mina como “seguros”.
  • El weón cambia su celular a instancias de la mina, y sólo se lo notifica a la “gente de confianza”.
  • El weón (weón, weón!) pierde contacto con sus amigas y con amigos que puedan presentarle amigas. Se corre de invitaciones, cumpleaños y paseos que no involucren sólo parejas ya establecidas.
  • El weón se pelea con antiguas amigas, acusándolas de malintencionadas o manipuladoras.

Índice de peligrosidad: MUY ALTO (5/5)

Antídoto y profilaxis

Usualmente, partir con la regla de que “los amigos, las amigas y los contactos actuales no se tocan ni se aceptan opiniones sobre ellos” es útil, pero no suficiente, en especial si la zorra tiene buenos argumentos para convencerte de que las mujeres aplican técnicas sobre ti que tú no eres capaz de ver (cof, cof).

Una buena manera de asegurarse neutralidad es pedir segundas y terceras opiniones a otra gente. Los amigos (los de verdad) suelen tener muy buen ojo para detectar minas malintencionadas, así que pedir miradas externas sobre una sospechosa puede ser muy útil.

Pero cuidado: puede que tus amigos terminen apuntando sus dardos a tu mina, así que vé preparado para escuchar cosas… incómodas.

Etimología

La Orilladora fue descrita como tal por investigadores soviéticos en 1958, bajo el nombre de “триммер шнура” (literalmente, Cortadora de césped que usa cuerda), a pesar de que se conoce su uso hace siglos, según cuenta la tradición oral de países como Qatar.

El nombre se debe a la tendencia de la zorra que usa esta técnica a “cortar” toda mujer que se encuentre alrededor de la víctima, emulando a la cuerda de una orilladora, que al girar con velocidad elimina todo rastro de hierba que sobresalga.

En su próximo fascículo: La Yeina de la Noshe.

Shao.

44 comentarios. Deja el tuyo»


Ésta es una entrada en la Enciclopedia Ilustrada Coleccionable de las Técnicas Zorras.
Remítase a la Bienvenida para una explicación general de las Zorras y sus características.

======================================================================

Esta foto no describe adecuadamente un Paso de Cebra, pero puta la weá, es Olivia Wilde

Descripción de la técnica

El Paso de Cebra consiste en que la zorra va alternando síes y noes a la víctima, con el objeto de engancharla.

Por ejemplo: en la primera cita, ella le dice “me muero de ganas de darte un beso“. Eso es un (usualmente se parte por un sí, la idea es no espantar al susodicho de buenas a primeras). Al acercarse el incauto a cumplir la promesa, ella lo detendrá con un “pucha no, acá no, estamos muy en público“. Eso es un no. A continuación: ella, al salir, le da un piquito casual. Eso es un sí. Pero al subirse al auto, le dirá “sabes… mejor que quedamos sólo en amigos y que no pase nada por esta noche, ¿ok?” Eso es un no.

Y así sucesivamente. Creo que usté ya entiende la idea.

Otra variante: La mina le dice “quiero verte” (). El tipo engancha y la invita a salir. La mina se corre y pospone la junta para después (no). El tipo, al ver que ese “después” nunca llega, se comienza a alejar. La mina irrumpe nuevamente: “oye, pucha, me debes una junta, cuándo te veo?” (). El tipo, con ciertas reservas, engancha y quedan de acuerdo en verse. La mina llega, pero se tiene que ir a la media hora, porque la espera una amiga (no).

Etcétera.

Usos y efectos

Una zorra usualmente empleará esta técnica para poner en órbita a un sujeto que hasta el momento no lo estaba. La combinación de síes y noes usualmente no es vista por la víctima: nuestro porfiado afán de ver sólo lo bueno nos hace considerar todo el asunto tan sólo como una escalada de síes que, en algún momento, llegará a buen puerto.

Por ende, el patrón de avance y retroceso pasa inadvertido al incauto. Sintiendo que está “a punto de”, es capaz de mantenerse insistiendo por meses e incluso años. Mientras tanto, estará dócil para complacer a la zorra en lo requerido por ella. Esta técnica es clásica de una Agujero Negro.

* Índice de peligrosidad: ALTO (4/5)

Antídoto y profilaxis

Tome lápiz y papel y comience a anotar, cronológicamente, sus intentos con la chica en cuestión. Vaya marcando los intentos exitosos y los infructuosos. Vea si puede detectar un patrón de Paso de Cebra. Si es así, avíspese y pa la otra no sea tan pollo.

Y, como dicen los gringos, Get The Facts. Sea imparcial a la hora de evaluar los hechos. Los “tal vez“, “pero podría ser otro día” y los “casi” NO cuentan como un sí. Todo lo que se prometa, se jure o se pacte, sólo pasa a ser un una vez que se cumple efectivamente. No antes, sin importar lo válidas que sean las excusas.

Porque una zorra es maestra para encontrar excusas sumamente válidas.

Etimología

Su nombre deriva de la alternación de opuestos, similar a las franjas alternadas de un paso de cebra o cruce peatonal. Por razones similares, en Moldavia se le llama El Tablero de Ajedrez, y en Botsuana El Collar Maorí.

En su próximo fascículo: La Orilladora.

Shao.

50 comentarios. Deja el tuyo»

Lo siguiente es una contribución de un fiel lector nuestro, que prefiere permanecer en el anonimato (seguramente para proteger sus genitales de alguna Weona Loca). En esta descripción verán reflejados muchos especímenes ya familiares en este pasquín, como la Coleccionista de Babosos, la Agujero Negro o la Zorra. Disfruten. Lea el resto de este artículo »

20 comentarios. Deja el tuyo»